Saltar al contenido principal

Comenzó la CITES, conferencia internacional para abordar la amenaza de extinción masiva de especies

Día de apertura de la Conferencia Mundial de Vida Silvestre (CITES CoP18) en Ginebra, Suiza, el 17 de agosto de 2019.
Día de apertura de la Conferencia Mundial de Vida Silvestre (CITES CoP18) en Ginebra, Suiza, el 17 de agosto de 2019. Salvatore Di Nolfi / EFE / EPA

Se inauguró la edición 18 de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), en la que se debate modificar los niveles de protección de varias especies en riesgo.

Anuncios

En medio de la creciente preocupación por la amenaza de extinción masiva de especies (al menos 1 millón debido a las actividades humanas según el informe más reciente de la ONU) se inauguró en Ginebra, Suiza, una importante conferencia internacional que tiene como objetivo endurecer las normas sobre el comercio de especies amenazadas. Esto en aras de proteger la fauna y flora silvestre.

La edición 18 de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), también conocida como Conferencia Mundial sobre Vida Silvestre, que regula la compra y venta de especies en riesgo de extinción en todo el mundo y suele celebrarse cada tres años, reúne desde este sábado 17 de agosto de 2019 y hasta el 28 del mismo mes a 3.000 expertos de las 183 partes firmantes del CITES (182 Estados y la Unión Europea) para debatir 56 propuestas de cambios en los niveles de protección.

Este tratado, firmado hace más de 40 años, establece las reglas para la protección y el comercio que ya protege a casi 36.000 especies animales y vegetales, que regula el comercio ya sea mediante prohibiciones directas o tramitando permisos para que los animales y plantas raros no sean sobreexplotados.

La devastación causada a muchas especies por la caza furtiva y el auge del comercio ilegal de vida silvestre estará en el centro de atención durante la reunión, al igual que los nuevos desafíos derivados del comercio ilícito.

"Los negocios como de costumbre ya no son una opción", dijo la secretaria general de la CITES, Ivonne Higuero, al comienzo de la reunión, advirtiendo que "el peligroso declive de la naturaleza no tiene precedentes", mientras que la directora del programa de Medio Ambiente de la ONU, Inger Andersen, instó a tomar decisiones y a tener un espíritu de lucha.

Anteriormente, Andersen había indicado que la reunión se centraría en fortalecer las normas y estándares existentes, al tiempo que buscaría extender los beneficios del régimen CITES a nuevas plantas y animales amenazados por actividades humanas.

56 propuestas serán debatidas para proteger a numerosas especies

Las 56 propuestas que serán discutidas durante el simposio estarán destinadas a modificar el nivel de protección de animales como elefantes, jirafas, rinocerontes, tiburones, rayas, pangolines o tortugas, pero también minerales como el palo de rosa. Este último por solicitud expresa de Canadá y la Unión Europea, pues este preciado material es usado para la confección de guitarras, violines y otros instrumentos musicales.

Gran parte de los debates se centrarán en el elefante africano, pues mientras varios países de África central buscan que aumente la protección al comercio de este animal, otros más al sur en el continente piden suavizar las restricciones. Esto principalmente por el tráfico ilegal de marfil, tomado de los colmillos de estos animales.

Los rinocerontes blancos del sur, el cocodrilo americano y una variedad de especies de tiburones y rayas también están en la agenda, al igual que la jirafa africana, en medio de advertencias de que el gigante apacible se enfrenta a una "extinción silenciosa".

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Las propuestas hechas por los países latinoamericanos en la CITES

México quiere solicitar una disminución de las medidas sobre la población del cocodrilo americano, que desde 1975 tiene el nivel máximo de protección por la sobreexplotación de su piel, y algo similar quiere Argentina con las vicuñas de su provincia de Salta.

Con el aumento de las poblaciones del rumiante, bajó el nivel de protección en países como Perú, Bolivia o Ecuador, que comercializan su lana, una de las más finas del mundo, y ahora Argentina quiere hacer lo mismo.

Otro importante punto en la agenda de la conferencia que durará 12 días, está la limitación del comercio de mascotas exóticas tales como lagartos, iguanas, serpientes, tortugas o ranas, que ha florecido gracias a internet y se ha convertido en una gran amenaza.

Por esa razón, una veintena de estos animales podrían ser incluidos en el apéndice 2 del tratado, entre ellos la iguana de cola espinosa, cuyo hábitat se extiende desde México hasta Colombia, o las pequeñas ranas de cristal, también en buena parte de Latinoamérica y cuyo comercio quieren limitar Costa Rica, El Salvador y Honduras.

Ecuador pide la inclusión en el apéndice 2 de todos los cedros del mundo, un árbol cuya madera es muy valorada en diversas industrias pero que según la propuesta ecuatoriana está reduciendo de forma peligrosa su presencia en el planeta.

La edición 18 debió haberse celebrado en mayo pasado en Colombo, Sri Lanka, pero los atentados ocurridos el 21 de abril en esa isla obligaron a posponerla y cambiarla de escenario. De hecho, durante la inauguración en Ginebra, hubo un minuto de silencio por las víctimas de dicho ataque.

"El futuro de la biodiversidad está en juego, pero...tenemos una oportunidad única para cambiar su destino", concluyó Andersen.

Con AP, Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.