Saltar al contenido principal

Italia autoriza el desembarco de 27 menores no acompañados a bordo del Open Arms

Guglielmo Mangiapane / Reuters

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ordenó el desembarco de los menores de edad que hacen parte de los 134 migrantes a bordo del barco de la ONG española que lleva 16 días en alta mar esperando por autorización de un puerto seguro.

Anuncios

A bordo del barco de la ONG española Open Arms, que tiene 134 migrantes a bordo, se vive una situación explosiva.

La embarcación cumple ya más de 16 días en alta mar y sigue esperando una autorización para poder atracar en puerto seguro. La organización humanitaria se declaró este sábado "en estado de necesidad" asegurando que, tras varias en tal situación de incertidumbre y desesperación, le era imposible garantizar la seguridad de todas las personas que se encuentra a bordo.

La tripulación del Open Arms denunció el deterioro de la situación dentro del barco y las malas condiciones que están viviendo tanto niños como adultos. En otra publicación y bajo el hastag #PuertoSeguroYa, la ONG describió los hechos como una pesadilla. “El mundo es testigo de la pesadilla que les ha tocado vivir a las 134 personas que soportan la espera en la cubierta #OpenArms Solo la falta de voluntad de los despachos que toman decisiones les aparta de un puerto seguro”.

Horas después de la denuncia registrada por la organización humanitaria el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ordenó que todos los menores de edad que sen encuentran ahí, desembarquen cuanto antes en el puerto de la isla Lampedusa, que se encuentra a pocos metros. La policía italiana se encuentra lista en el muelle para recibir a unos 28 menores de edad. Además, la Fiscalía de la ciudad de Agrigento (Sicilia) ordenó que se realice una inspección médica en el Open Arms para verificar las condiciones higiénico-sanitarias de los tripulantes.

La decisión por parte de Conte de recibir a los menores es un acto drástico contra las políticas del ultraderechista ministro del Interior, Matteo Salvini, un férreo opositor de la migración hacia su país y quien ha reiterado no dará marcha atrás en sus posturas.

Desde el primero de agosto tanto los migrantes como la tripulación han navegado por el mediterráneo y desde el 14 del mismo mes se encuentran estancados en aguas italianas a pocos metros del puerto de la isla Lampedusa, después de que la justicia les diera luz verde para entrar en aguas territoriales italianas.

Durante el periodo de tiempo que lleva el barco esperando por puerto seguro, la tripulación ha tenido que evacuar de urgencia a varios migrantes por su critico estado de salud.

El fundador de Open Arms, Oscar Camps, además de decir abiertamente que la situación está ya fuera de control, envió un mensaje vía twitter al jefe del gobierno español Pedro Sanchez. Ahí asegura que hay "peleas constantes y discusiones a bordo" lo que ha generado una situación "insostenible". Denunció además la situación de "hacinamiento" que ha generado los problemas. "Ni siquiera a un detenido se le trata de esta manera y aquí nos tiene retenidos contra nuestra voluntad un gobierno europeo…” dice Oscar haciendo un llamado urgente a los miembros de la Unión Europea.

El 15 de agosto seis países europeos (Alemania, Francia, España, Rumanía, Portugal y Luxemburgo) dijeron estar dispuestos a acoger a los migrantes en sus territorios, por lo que pidieron a Italia que deje ingresar el barco a su puerto.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.