Saltar al contenido principal

Choques entre manifestantes y la Policía elevan las tensiones en Cachemira

Los manifestantes pakistaníes portan banderas de Cachemira administrada por Pakistán durante una protesta anti-india en Karachi, Pakistán, el 18 de agosto de 2019.
Los manifestantes pakistaníes portan banderas de Cachemira administrada por Pakistán durante una protesta anti-india en Karachi, Pakistán, el 18 de agosto de 2019. Rizwan Tabassum / AFP

Las tensiones se elevan en Cachemira. Sus residentes protestaron contra las restricciones que impuso India a esta región desde que anunció que le revocaría su autonomía. Bloqueos a las telecomunicaciones y toques de queda atizan el malestar.

Anuncios

India aprieta la cuerda para evitar más brotes rebeldes en Cachemira. Este domingo 18 de agosto se presentaron choques entre la Policía y algunos manifestantes, en los que decenas de personas resultaron heridas, según dos altos funcionarios y testigos presenciales.

Las protestas se intensificaron este fin de semana como consecuencia de la decisión que tomó el 5 de agosto el primer ministro Narendra Modi de revocar la autonomía de Cachemira, la única región de mayoría musulmana de la India.

En Srinagar, la ciudad más grande de la región, se instaló un caldeado ambiente que se ha alimentado de las restricciones de las autoridades hindúes quienes, en un intento por retomar el control de esta zona, interrumpieron todos los enlaces de teléfono e internet, impusieron algunas condiciones de toque de queda en muchas áreas, ordenaron la detención de más de 500 políticos, líderes comunitarios y activistas y también el cierre de escuelas y algunas vías.

El comisionado de división de Jammu, Sanjeev Verma, dijo que las interrupciones en las telecomunicaciones se debieron a un problema técnico. Además, negó haber restringido la salida de los residentes y dijo que las medidas de control se irán alivianando en los días que vienen. Pero los residentes de Cachemira no lo han percibido así.

"El número de detenidos solo en la parte vieja de Srinagar es alarmante, puedo decir con confianza que cualquiera que pudiese influir incluso cuatro o cinco personas está entre rejas", explicó a la agencia Efe el residente Riyaz Ahmad Wani desde de la histórica ciudad de Nowhatta, ubicada a cinco kilómetros de Srinagar.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Habitantes de la región, de mayoría musulmana, han afirmado que siguen obligados a permanecer en sus viviendas entre una gran presencia de las fuerzas de seguridad y barricadas en las calles. Pero la promesa del Gobierno local fue que todo volvería a la normalidad a partir de esta semana. Pero si India tiempla la cuerda, Cachemira tampoco la afloja. Los residentes de Srinagar se volcaron a las calles a exigir el cese de las privaciones. Con los rostros cubiertos gritaban “queremos nuestra libertad”.

En algunas zonas de Srinagar, la Policía ha respondido a las protestas con gases lacrimógenos y ha acudido a perdigones para dispersar las manifestaciones. Uno de los funcionarios dijo que el hospital principal de esa ciudad había tratado y dado de alta a 12 personas con heridas de perdigones más leves el sábado, y admitió a cinco con heridas de perdigones más graves.

Cachemira, la piedra en el zapato entre India y Pakistán

Esta zona ha estado en disputa desde que India se independizó de Reino Unido en 1947. En ese momento, los británicos acordaron repartir ese territorio en dos países: Pakistán, de mayoría musulmana, e India, de mayoría hindú. Ambas naciones quieren obtener el control de Cachemira, cuya población es mayoritariamente musulmana.

Pakistán, que ya ha librado por ella dos guerras con su vecino, ha denunciado la actuación de Nueva Delhi y respondió con la baja del nivel de sus relaciones diplomáticas.

Desde hace más de 30 años, India ha estado luchando contra revueltas en la zona que controla de esta región, en la que al menos 50,000 personas han muerto. Pero los críticos dicen que la decisión de revocar la autonomía causará más alienación y alimentará la resistencia armada y extenderá el conflicto en una zona azotada históricamente por la violencia.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.