Saltar al contenido principal

España ofreció acoger a migrantes a bordo del Open Arms, pero la ONG rechazó la propuesta

El barco de la ONG española Open Arms, lleva 17 días navegando sin aún poder atracar en un puerto. 16 de agosto de 2019.
El barco de la ONG española Open Arms, lleva 17 días navegando sin aún poder atracar en un puerto. 16 de agosto de 2019. Guglielmo Mangiapane / Reuters

El Gobierno español habilitó el puerto de Algeciras para recibir a 107 migrantes que están desde hace más de dos semanas a bordo del barco de Open Arms. La organización no aceptó al estar el puerto demasiado lejos.

Anuncios

La autorización de atracar en el puerto al sur de España fue dada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un intento de aliviar la situación de emergencia que viven los migrantes tras más de dos semanas en el mar.

El comunicado emitido por la Moncloa, asegura que España responde de nuevo ante la crisis humanitaria, a raíz de “la inconcebible respuesta de las autoridades italianas, y en concreto de su ministro de Interior, Matteo Salvini, de cerrar todos sus puertos, y las dificultades expuestas por otros países del Mediterráneo Central”.

Un tribunal de Italia había autorizado la entrada del buque de Open Arms en aguas territoriales italianas, sin embargo, Salvini se niega a permitirle que entre en puerto para desembarcar a los migrantes.

Ante la decisión de Sánchez de recibir al grupo, Salvini escribió en su cuenta en Twitter: “España abre sus puertos a los migrantes de la ONG Open Arms. ¡Bien! El que la sigue la consigue”.

Sin embargo, la celebración de Salvini no duró mucho. Momentos después, un portavoz de Open Arms, citado por el diario español El País, dijo que la ONG rechazó la oferta española porque la situación es de "emergencia humanitaria" y que, “tras 17 días en el mar, no están en condiciones de afrontar una travesía tan larga”. El viaje desde Lampedusa a Algeciras toma casi una semana.

Para Salvini, los menores de edad que llegaron a Lampedusa son “falsos menores”

El barco de Open Arms lleva varios días bloqueado muy cerca de la isla italiana de Lampedusa, en el Mediterráneo. Ante la desesperación, varios migrantes a bordo saltaron de la embarcación para tratar de llegar nadando hasta la costa.

Las imágenes fueron publicadas en la cuenta en Twitter de Óscar Camps, fundador de la ONG española: “Llevamos días avisando, gente en el agua, peleas, violencia, pánico, crisis de ansiedad. ¿Qué más necesitamos, muertos?”, dijo Camps en su video.

“La situación de los migrantes del Open Arms ha causado desde el primer momento una gran preocupación en el Ejecutivo, cuyo propósito ha sido encontrar la mejor solución común, que, tras la recepción del barco, proseguirá con el reparto de los migrantes acordado por seis países miembros, entre ellos España”, asegura el comunicado de la Moncloa.

Por ahora, la ONG rechazó la oferta de España. Sin embargo, si el desembarco de los 107 migrantes en territorio español se llega a hacer, todos serían repartidos entre Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo, Rumania y España.

Horas antes de la respuesta del Gobierno español, 27 menores de edad que viajaban solos lograron desembarcar en Lampedusa, luego de que el ministro de Interior, Matteo Salvini, aceptara sin muchas ganas la petición del presidente del Consejo de Ministros, Giuseppe Conte.

Salvini no tardó en arremeter en su cuenta en Twitter contras los “falsos enfermos” y los “falsos menores”, en referencia a los desembarcos autorizados por Italia: “Llegan a tierra y cuando les preguntas quiénes son mayores de 18 años, casi la mitad levanta la mano”, agregó el ministro del interior italiano.

Tras el rechazo de la ONG de emprender un nuevo viaje hacia España, Salvini calificó la decisión como "increíble e inaceptable". Reiteró que Italia ya no es "el campo de refugiados de Europa".

Con Reuters, AFP y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.