Saltar al contenido principal

Rusia: con escasa participación, oposición vuelve a marchar para exigir elecciones legislativas libres

Un hombre participa en una protesta el 17 de agosto de 2019 para exigir transparencia en las próximas elecciones legislativas locales en Moscú, Rusia.
Un hombre participa en una protesta el 17 de agosto de 2019 para exigir transparencia en las próximas elecciones legislativas locales en Moscú, Rusia. Tatyana Makeyeva / Reuters

Por sexto fin de semana consecutivo, los militantes de partidos opositores al Gobierno de Vladimir Putin salieron a las calles a protestar por la descalificación de algunos de sus líderes como candidatos a las elecciones locales.

Anuncios

Lejos de la cifra de 50.000 manifestantes de una semana atrás, el sexto fin de semana consecutivo de marchas opositoras en Moscú contó con apenas unos cuantos participantes. Aunque su exigencia sigue siendo la misma: que el Gobierno de Vladimir Putin garantice transparencia en los próximos comicios legislativos del ocho de septiembre.

En el transcurso de la semana, varias formaciones políticas solicitaron permiso a la Alcaldía de Moscú para realizar manifestaciones, pero solo el Partido Comunista de Rusia lo obtuvo. Por eso, optaron esta vez por liderar marchas pacíficas dispersas alrededor de la capital y en San Petersburgo.

El uso de la fuerza policial para dispersar lo que -en su momento- tildaron las autoridades locales de “protestas ilegales”, al parecer también tuvo un efecto disuasivo en los participantes de este sábado 17 de agosto.

El político de la oposición rusa Sergei Mitrokhin sostiene un cartel que dice: "El arresto de Konstantin Kotov es una pena y un crimen", durante una protesta en Moscú, el 17 de agosto de 2019.
El político de la oposición rusa Sergei Mitrokhin sostiene un cartel que dice: "El arresto de Konstantin Kotov es una pena y un crimen", durante una protesta en Moscú, el 17 de agosto de 2019. Tatyana Makeyeva / Reuters

El Partido Comunista de Rusia celebró el mitin autorizado en la avenida Sájarov con la demanda de "elecciones limpias", al que asistieron, según la dirección capitalina de la Policía, alrededor de 4.000 personas.

Los comunistas se distancian tanto de la oposición no parlamentaria como del partido del Kremlin, Rusia Unida, aunque sus peticiones son básicamente las mismas.

Miembros del Partido Comunista ruso sostienen una pancarta que dice: "¡Por elecciones justas y limpias!", durante una protesta en Moscú el 17 de agosto de 2019.
Miembros del Partido Comunista ruso sostienen una pancarta que dice: "¡Por elecciones justas y limpias!", durante una protesta en Moscú el 17 de agosto de 2019. Evgenia Novozhenina / Reuters

Más de 2.000 detenidos en manifestaciones anteriores

Las mayores protestas antigubernamentales de los últimos años comenzaron el 14 de julio, después de que la comisión electoral se negara a registrar a 57 candidatos independientes para las elecciones municipales, alegando que incluyeron personas muertas o inexistentes en sus listas.

Desde entonces, la cita semanal ha sido cumplida por miles de activistas, quienes ahora no solo piden elecciones libres y transparentes, sino que se retiren los cargos contra los opositores detenidos en recientes manifestaciones.

El único acto autorizado se celebró el 20 de julio y congregó a más de 20.000 personas, mientras que las dos protestas no autorizadas del 27 de julio y el tres de agosto en Moscú acabaron con más de 2.000 detenidos y más de 100 arrestados.

Al menos una docena de ellos ya enfrenta cargos criminales y podrían ser condenados a varios años de cárcel por "disturbios masivos", caso penal muy criticado por los defensores de derechos humanos y la prensa independiente, que lo consideran fabricado.

Las recientes manifestaciones de oposición se han convertido en el mayor movimiento de protesta sostenido en Rusia desde 2011 y 2013, cuando miles de personas salieron a las calles contra un posible fraude electoral.

El Kremlin niega crisis política y justifica represión policial

El Gobierno ruso consideró el martes 13 de agosto "justificada" la respuesta de las fuerzas de seguridad en las manifestaciones que se registran en Moscú desde mediados de julio y negó que exista una "crisis política" en Rusia.

"No estamos de acuerdo con los que califican los acontecimientos de 'crisis política'", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"Consideramos totalmente justificada la firmeza de las fuerzas de seguridad para poner fin a la perturbación del orden público", agregó Peskov, en la primera reacción del Kremlin ante las inéditas manifestaciones desde el retorno de Vladimir Putin a la Presidencia de Rusia.

Con EFE, Reuters y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.