Saltar al contenido principal

Open Arms: dispuesto a navegar hacia España si su seguridad es garantizada

Archivo-Imagen del barco humanitario Open Arms, cerca a la costa italiana de Lampedusa, el 16 de agosto de 2019.
Archivo-Imagen del barco humanitario Open Arms, cerca a la costa italiana de Lampedusa, el 16 de agosto de 2019. REUTERS/Guglielmo Mangiapane

España ofreció su puerto de Palma de Mallorca o el de Mahón, en Menorca, luego de que su puerto de Algeciras fuera rechazado por la ONG, debido a la lejanía y la urgencia para desembarcar.

Anuncios

Un rescate humanitario se convirtió en una situación de angustia que aún no llega a su fin. Este 19 de agosto el barco humanitario Open Arms, a cargo de la ONG española del mismo nombre, se mostró dispuesto a viajar a algún puerto de Baleares, los más cercanos de España, después de haber rechazado el puerto de Algeciras, en Cádiz.

La ONG afirma que podría hacerlo “si Italia y España asumen la responsabilidad de garantizar, poniendo los medios necesarios, para que estas personas desembarquen en un puerto seguro".

Sin embargo, el navío sigue prefiriendo desembarcar en Lampedusa, Italia, ya que está a sólo 800 metros de esta isla. Navegar hasta España lo considera “completamente incomprensible" pues tomaría cerca de tres días.

"Con nuestro barco a 800 metros de la costa de Lampedusa, los Estados europeos están pidiendo a una pequeña ONG como la nuestra" que haga frente a una nueva travesía de cientos de millas en condiciones meteorológicas "adversas, con 107 personas agotadas a bordo y 19 voluntarios que durante más de 24 días han estado tratando de garantizar esos derechos que Europa niega", afirma.

Horas más tarde de este 19 de agosto, el jefe de la misión de la ONG española, Riccardo Gatti, dijo que viajar hasta España no era viable.

Gatti aseguró a Reuters que la situación en el barco es tan tensa que entrar al puerto de Lampedusa sin permiso es una opción.

Open Arms resalta que a bordo se vive una situación de emergencia, con personas enfermas. El domingo, cuatro de los migrantes se lanzaron al mar, en medio del desespero por desembarcar y llegar a tierra.

Madrid responde que Open Arms no específica sus necesidades para llegar a aguas españolas

El Gobierno de Pedro Sánchez reprochó este lunes a los responsables de la embarcación humanitaria que hasta el momento no le hayan dado "una contestación clara y directa" sobre cuáles son sus necesidades para navegar hacia España "de forma segura".

Archivo-Barco humanitario Open Arms, frente a las costas de Lampedusa, el 16 de agosto de 2019.
Archivo-Barco humanitario Open Arms, frente a las costas de Lampedusa, el 16 de agosto de 2019. REUTERS/Guglielmo Mangiapane

Asimismo, España rechaza que el ofrecimiento de sus puertos sea producto de un acuerdo con Italia, como aseguró la ONG.

"Lo único cierto es que el Gobierno ha ofrecido al Open Arms poder dirigirse al puerto español que esté más próximo en su ruta y que el ejecutivo italiano está incumpliendo la ley al impedir el desembarco", asevera el gobierno español.
El 18 de agosto, el gobierno español ofreció su puerto de Algeciras, en Cádiz, para el desembarco de los migrantes del Open Arms.

Pero, los responsables de la ONG rechazaron esa oferta, al indicar que era “inviable” asumir varios días más de travesía, en condiciones extremas, con personas hacinadas, con ataques de ansiedad, peleas y sin la capacidad de garantizar la seguridad a bordo.

La negativa de Italia

Esta situación se produce en medio de la insistencia del ministro del interior italiano, Matteo Salvini, de impedir el desembarco de los migrantes en Lampedusa.

El pasado 14 de agosto, un tribunal de Roma se pronunció a favor de una apelación de Open Arms, al decreto del gobierno italiano que prohíbe que dichos buques atraquen en los puertos de su país sin autorización y con la amenaza multas de hasta un millón de euros.

Los jueces dictaminaron que la embarcación entrara en aguas territoriales italianas, y luego ordenó una inspección médica del barco, dada la gravedad de las circunstancias.

“Hemos revocado el decreto de Salvini que nos prohíbe ingresar a las aguas italianas bajo la amenaza de confiscar nuestro bote. Podemos entrar en aguas italianas sin temor a ser multados o confiscados nuestro barco, aseguró en ese momento Óscar Camps, director de la ONG Open Arms.

Pese a ello, la embarcación humanitaria denuncia que el gobierno italiano mantiene bloqueado su ingreso.

Tras el ofrecimiento de España para que el barco desembarque en alguno de sus puertos, Salvini celebró la decisión al asegurar que es “una buena noticia” el hecho de no desembarcar en sus costas por "las pésimas promesas de la Unión Europea", en la repartición de los migrantes.

El sábado, 27 menores de edad del Open Arms pudieron salir del barco, por autorización expresa del primer ministro, Giuseppe Conte, en contra del deseo de Salvini.

France24 con Reuters, EFE y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.