Saltar al contenido principal

"Es absurda la idea de vender Groenlandia a Estados Unidos", dice la primera ministra danesa

Mette Frederiksen es recibida por Kim Kielsen, cuando llega a Nuuk, Groenlandia, el 18 de agosto de 2019.
Mette Frederiksen es recibida por Kim Kielsen, cuando llega a Nuuk, Groenlandia, el 18 de agosto de 2019. Reuters

Groenlandia no está a la venta y la idea de venderla a Estados Unidos es absurda, dijo la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, en alusión al interés demostrado en su compra por el presidente Donald Trump.

Anuncios

Trump confirmó a los periodistas que había discutido recientemente la posibilidad de comprar la isla más grande del mundo, aunque añadió que tal medida no era una prioridad inmediata.

"El concepto surgió y ... estratégicamente es interesante", dijo Trump a los periodistas desde Nueva Jersey, mientras se preparaba para abordar el Air Force One.

Medios de comunicación estadounidenses revelaron el 15 de agosto que Trump ha pedido a sus asesores en la Casa Blanca que averigüen si es posible comprarle Groenlandia a Dinamarca, asunto que habría mencionado diversas veces en las últimas semanas durante reuniones y cenas.

"Groenlandia no está en venta. Groenlandia no es danesa, es groenlandesa. Espero de verdad que no sea nada que se haya dicho en serio", dijo Frederiksen.

La primera ministra danesa aludió sobre todo a la relación entre ambos países en cuestiones relacionadas con el Ártico, añadiendo la postura de Kim Kielsen (presidente groenlandés).

"Es una discusión absurda, y Kim Kielsen ha dejado claro que no está en venta. Y ahí termina la discusión. En cambio hay muchas otras cosas de las que queremos hablar con un presidente estadounidense", afirmó Frederiksen.

Trump tiene previsto visitar Dinamarca el 2 y el 3 de septiembre próximo, según confirmaron hace semanas la Casa Real danesa y la oficina de la primera ministra.

Los planes de Trump con Groenlandia desataron numerosas reacciones danesas

La clase política danesa ironizó con que se trataba de una broma, lo acusó de colonialista e incluso dudó de su estado de salud mental.

El Ejecutivo groenlandés, que aseguró no está a la venta esta isla de unos dos millones de kilómetros cuadrados cubierta de hielo y 56.000 habitantes.

“Debe de ser una broma del 1 de abril completamente fuera de temporada”, aseguró en Twitter el exprimer ministro danés y actual líder de la oposición, Lars Løkke Rasmussen, aludiendo a la tradición sajona en esa fecha, similar al día de los Inocentes.

De “mala broma” también calificaron las intenciones de Trump dos figuras de las fuerzas políticas que apoyan al Gobierno danés: la líder socialista, Pia Olsen Dyhr, y el portavoz de Exteriores del Partido Social Liberal, Martin Lidegaard.

Políticamente, pertenece a Dinamarca, pero tiene autonomía en la mayoría de competencias. Desde 1979 se estableció el Estatuto de autonomía, pero se amplió extensamente treinta años después, tras un apoyo masivo en un referendo consultivo de los groenlandeses, hasta incluir todas las competencias salvo defensa, política exterior y monetaria, entre otras; además del derecho de autodeterminación.

Estados Unidos, que posee una base militar en el norte de la isla, las instalaciones cuentan con 600 empleados y es una pieza clave en el sistema de radar global del país. En el pasado, Estados Unidos ya ha intentado varias veces comprar Groenlandia, la última en 1946, con Harry Truman de presidente.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.