Saltar al contenido principal

Boris Johnson, estrella del G7 de Biarritz

Anuncios

Londres (AFP)

El primer ministro británico, Boris Johnson, será una de las estrellas de la próxima cumbre del G7 en la localidad francesa de Biarritz, donde tendrá su primer encuentro con el presidente estadounidense Donald Trump, acérrimo defensor de un Brexit sin concesiones.

"Veremos si Boris Johnson (...) logra mostrar una imagen diferente" a la que dio como jefe de la diplomacia, un papel en el que "decepcionó", dice a la AFP Bronwen Maddox, directora del centro de reflexión Institute for Government.

El encuentro del jefe de gobierno británico con Trump será uno de los momentos estelares de la cumbre, prevista del 24 al 26 en el suroeste de Francia.

"Será muy importante qué tipo de mensaje envíe", considera por su parte Anna Nadibaidze, investigadora del think thank Open Europe. "Eso podría indicar la dirección que el Reino Unido quiere tomar tras el Brexit".

- "Trump británico" -

Trump se declaró "impaciente" de reunirse con Johnson, con quien ya habló varias veces por teléfono. Y debería acordarle su primer encuentro bilateral, antes incluso que al anfitrión de la cumbre, el francés Emmanuel Macron.

Calificado a menudo de "Trump británico", Johnson no tiene únicamente en común con el dirigente estadounidense una indisciplinada cabellera rubia y una actitud euroescéptica: como él, también divide en su país, adopta una actitud populista, se toma libertades con la verdad y le gusta provocar.

"BoJo" como se lo conoce popularmente, sucedió a Theresa May el 24 de julio presentándose como el salvador de un Brexit que la líder conservadora no logró llevar a cabo. Y afirma ambicionar un gran acuerdo comercial con Estados Unidos que suavice la sacudida económica prevista en caso de un Brexit sin acuerdo.

Johnson aseguró que el Reino Unido abandonará el bloque europeo el 31 de octubre, tanto si logra renegociar el Tratado de Retirada concluido entre May y los 27 como si no.

Unas declaraciones que no mejorarán su relación con los otros dirigentes europeos, como la canciller alemana Angela Merkel y el propio Macron, con quienes se reunirá esta semana antes de la cumbre.

- Peso internacional -

Una victoria internacional le permitiría afirmar su figura como dirigente en el plano interior, considera Maddox. Pero una decepción podría debilitarlo en un momento en que enfrenta ráfagas de contestación en el Reino Unido y crecen las especulaciones sobre la convocatoria de elecciones anticipadas.

"Si Boris Johnson logra ser visto como un líder mundial, eso le daría una ventaja", afirma la experta.

Pero lograr un rápido acuerdo de libre comercio con Estados Unidos tendrá un precio, advierten los analistas, que no excluyen un cambio, aunque sea parcial, de la política exterior británica.

"Trump ha mostrado una clara tendencia a ver el comercio como una propuesta de suma cero. No vemos por qué sería ahora de repente amable y generoso con el Reino Unido", advierte Dana Allin, encargada de la política extranjera estadounidense en el londinense Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS).

Y advierte de que a corto plazo un Brexit sin acuerdo amenaza con envenenar las relaciones con los europeos, lo que complicaría la definición de la nueva relación entre Londres y Bruselas.

"Es peligroso e ingenuo: un acuerdo comercial mágico con Estados Unidos, situado a miles de kilómetros, no podrá compensar el daño causado a las relaciones económicas con la UE", de lejos el primer socio comercial del Reino Unido, afirma.

Por su parte Nadibaidze considera que "una relación estrecha con Estados Unidos podría implicar tener que hacer concesiones (...) y alejarse un poco más de Europa" en las grandes cuestiones internacionales.

Hasta ahora, Londres se ha alineado con la posición de sus socios europeos en el asunto nuclear iraní, aunque a principios de agosto Reino Unido anunció su participación en una "misión de seguridad marítima" junto a Estados Unidos en el Golfo.

Londres se ve "enfrentado a un dilema", estima Charles Grant, director del Center for European Reform, aunque considera que "existen límites de hasta donde puede llegar" en sus concesiones a Washington, especialmente en lo que concierne a cuestiones como el cambio climático.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.