Saltar al contenido principal

Cinco años después, despiden al policía que le causó la muerte a afroamericano Eric Garner

Una multitud espera la llegada de Gwen Carr, madre de Eric Garner, para una conferencia de prensa frente a la sede de la Policía en Nueva York, Estados Unidos, el 19 de agosto de 2019
Una multitud espera la llegada de Gwen Carr, madre de Eric Garner, para una conferencia de prensa frente a la sede de la Policía en Nueva York, Estados Unidos, el 19 de agosto de 2019 Eduardo Muñoz / Reuters

Daniel Pantaleo, el agente que le aplicó una llave de estrangulamiento al afroamericano Eric Garner en 2014, fue despedido este lunes del Departamento de Policía de Nueva York. Fueron años de investigaciones y protestas de quienes exigían justicia.

Anuncios

“No puedo respirar”, fueron las últimas palabras del afroamericano Eric Garner cuando el oficial de la Policía de Nueva York, Daniel Pantaleo, lo tomaba por el cuello en medio de un intento de arresto. Lo acusaban de vender ilegalmente cigarrillos en las calles de Staten Island. La llave de estrangulamiento, una acción prohibida, le generó un ataque de asma mortal.

Este lunes, tras cinco años de protestas que exigían justicia, el comisionado de la Policía neoyorquina, James O'Neill, confirmó que el agente Pantaleo fue retirado de su cargo. En el transcurso de las investigaciones, Pantaleo realizaba trabajos administrativos y había sido suspendido en espera de una decisión final sobre su situación.

"Estoy de acuerdo con la subcomisaria en los hallazgos del juicio y recomendaciones. Está claro que Pantaleo ya no podrá servir como oficial de Policía", afirmó O'Neill a quien se le vio afectado durante el anuncio y refirió su empatía con el agente despedido.

La subcomisaria de la Policía, Rosemarie Maldonado, recomendó el retiro del agente Pantaleo el pasado 2 de agosto. En un informe de 46 páginas señalaba que usó de forma “temeraria” la llave de estrangulamiento contra Garner y le acusaba de mentir durante la investigación.

Pero la decisión no es suficiente para la familia del afroamericano fallecido. “Hay otros oficiales a los que tenemos que perseguir. Ustedes conocen los nombres y saben las cosas incorrectas que han hecho”, aseguró Gwen Carr, madre de Garner.

Una larga carrera para exigir justicia

La autopsia realizada por la Oficina del Médico Forense de Nueva York determinó que la muerte de Eric Garner fue un homicidio. Sin embargo y luego de evaluar la evidencia, un gran jurado en Staten Island decidió en diciembre de 2014 no presentar cargos contra Pantaleo, lo que desató protestas en las calles.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos también examinó el caso, pero determinó que tampoco presentaría cargos por violación a los derechos civiles, ante la falta de pruebas. En 2015, la ciudad de Nueva York entregó a la familia Garner 5.9 millones de dólares, para evitar una demanda civil.

Decisión Eric Garner
{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

La familia del afroamericano fallecido asegura sentirse frustrada ya que Pantaleo nunca fue procesado y piden que otros oficiales involucrados en el arresto, también sean castigados. “Puede que hayas perdido tu trabajo, pero yo perdí a un hijo”, le decía la madre de Garner a Pantaleo, de quien se desconoce su paradero. "Ahora está lejos, le dije que se mantuviera alejado", dijo Stuart London, abogado de Pantaleo, a los periodistas.

La muerte de Eric Garner, cuya detención quedó registrada en video, impulsó el movimiento Black Lives Matter. La frase “No puedo respirar” se convirtió en un grito de guerra en las movilizaciones que buscaban llamar la atención sobre los asesinatos policiales de personas afroamericanas desarmadas.

Con Reuters y EFE

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.