Saltar al contenido principal

Open Arms: España enviará un buque para escoltar a los migrantes hasta Mallorca

Migrantes rescatados por la embarcación española Open Arms se arrojan al mar para nadar hacia Lampedusa y son rescatados por la guardia costea italiana.
Migrantes rescatados por la embarcación española Open Arms se arrojan al mar para nadar hacia Lampedusa y son rescatados por la guardia costea italiana. Guglielmo Mangiapane / Reuters

Un barco de la Armada española será el encargado de escoltar al Open Arms hasta Mallorca tras casi 20 días varados frente a la costa italiana de Lampedusa con más de 100 rescatados a bordo.

Anuncios

El Gobierno español decidió ayudar a la embarcación del Open Arms y acogerá a los 83 migrantes que permanecen dentro del barco desde hace casi 20 días, tras su rescate. El Ejecutivo tomó esta decisión "de acuerdo a las recomendaciones logísticas de la Armada" por estimar que se trata de la opción "más adecuada y la que permitirá resolver esta misma semana la emergencia humanitaria que se vive a bordo del Open Arms".

El barco de rescate Open Arms está dirigido por la organización benéfica española del mismo nombre y ha estado en el mar durante 19 días desde que rescató a un total de 163 inmigrantes de tres embarcaciones en el Mediterráneo, en aguas próximas a Lampedusa. Docenas de ellos fueron rescatados por ser menores de edad, mujeres o enfermos, pero aún quedan 83 más a bordo.

Durante estos días, la ONG pidió llevar a los migrantes, en su mayoría provenientes de África, a tierra. Todo esto a pesar de la prohibición italiana de atracar barcos de rescate privados. Pero el ministro italiano de Interior, Matteo Salvini, rechazó la llegada del buque a puertos de su país, aunque sí aceptó el traslado a tierra de distintos grupos por motivos humanitarios.

El Open Arms generó una disputa entre los ejecutivos de España e Italia con respecto a la acogida de esos migrantes. Italia está sumida en una serie de políticas cada vez más estrictas respecto a la migración, y Salvini endureció las multas para los barcos que entrasen sin permiso a las aguas nacionales, elevando los costos de 50.000 a un millón de euros.

Italia, desde hace tiempo, tomó una línea dura en la entrada de migrantes. Salvini aseguró en más de una ocasión que los barcos de caridad se han convertido en "taxis" para los traficantes de personas. Además, el enfrentamiento ha impulsado la campaña de Salvini contra las embarcaciones de rescate de migrantes. Todo se produce en la semana en la que intenta obligar a Italia a realizar elecciones anticipadas.

El ministro de Interior aseguró que "el barco está exagerando sus problemas a bordo" ya que, según su interpretación, de los ocho migrantes rescatados el lunes por la noche, "tan solo dos tenían problemas graves".

España estaba dispuesta desde hace unas jornadas a acoger a esos migrantes, pero no proporcionaba una solución práctica para trasladar a esas personas hasta las islas Baleares, que son el puerto español más cercano. Ante esta situación el Open Arms advirtió que sin "las condiciones necesarias", desembarcarían en Lampedusa.

Un miembro del barco militar español "Audaz" retira la cuerda antes de que salga de la base naval de Rota,en el sur del país, después de que el Gobierno español anunciase que el barco se dirigirá a la isla italiana de Lampedusa.
Un miembro del barco militar español "Audaz" retira la cuerda antes de que salga de la base naval de Rota,en el sur del país, después de que el Gobierno español anunciase que el barco se dirigirá a la isla italiana de Lampedusa. Jon Nazca / Reuters

El buque de guerra Audaz partió del puerto de Rota, en el sur de España, a las cinco de la tarde de la hora local y tardará tres días en llegar a las aguas italianas. Se tiene previsto acoger en esta embarcación del ejército español a la mayoría de rescatados, y asistir al Open Arms en su regreso.

Los saltos al agua de migrantes aceleraron la reacción española

La reacción del Gobierno español se dio tras conocer que hasta 15 migrantes se habían arrojado al agua desde el Open Arms, fruto de la desesperación de llevar encerrado en la embarcación por casi 20 días. La ONG española posicionó a su barco a tan solo 800 metros de la costa siciliana y el hecho de ver tierra empujó a los migrantes a hacer ese gesto.

Por la mañana, un primer migrante se arrojó hacia Sicilia y fue rescatado por la guardia costera italiana. Al negarse a volver al Open Arms fue llevado tierra y esto hizo que, posteriormente, varios grupos de personas se arrojasen al mar con chalecos salvavidas y fuesen rescatados por la guardia marítima.

El capitán del Open Arms aseguró que la tripulación, formada por 17 miembros, ya no podía contener la situación por las constantes peleas generadas a bordo por la desesperación de llevar varados tantos días.

Con EFE, Reuters y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.