Saltar al contenido principal

¿Aliados de Nicolás Maduro están negociando su salida con Estados Unidos?

Archivo: el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, sostiene una bandera.
Archivo: el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, sostiene una bandera. Manaure Quintero / Reuters

Según la agencia Associated Press, miembros del Gobierno venezolano estarían negociando con funcionarios estadounidenses la salida de Nicolás Maduro del poder, entre ellos el número dos del chavismo, Diosdado Cabello.

Anuncios

Maduro tendrá ahora razones para desconfiar de sus consejeros más cercanos. Según la agencia de noticias Associated Press (AP), una fuente no revelada del Gobierno de Estados Unidos aseguró que figuras clave del entorno del mandatario venezolano están negociando su salida con Estados Unidos.

Otra fuente gubernamental, citada por la agencia de noticias EFE, dijo que "los miembros del círculo interno de Maduro en Venezuela han seguido contactando a responsables gubernamentales de Estados Unidos mediante varios métodos" en lo que va de año.

Los rumores llegan después de información revelada por la agencia AP que asegura que el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, se reunió secretamente en Caracas con un intermediario de la Casa Blanca para hablar de una transición democrática, en otras palabras, para sacar a Maduro del poder. Una versión que Cabelló tachó escuetamente de "mentira".

La agencia no quiso proporcionar el nombre de dicho funcionario del Gobierno estadounidense por temor a que la persona pueda sufrir represalias. "El funcionario habló bajo condición de anonimato porque no está autorizado para hablar sobre las conversaciones, que aún son preliminares", dice la nota de la agencia estadounidense.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, junto al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, junto al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello. Manaure Quintero / Reuters

El círculo íntimo de Maduro, ¿cada vez más reducido?

Después de Maduro es Cabello el miembro más importante y con más poder de la cúpula chavista. Pero, no es que Estados Unidos esté viendo con buenos ojos a Cabello, pues este ha sido acusado en el pasado por EE. UU. de estar detrás de la corrupción masiva en Venezuela y el tráfico de drogas.

La fuente anónima de AP dijo que "bajo ninguna circunstancia Estados Unidos busca apoyar a Cabello o allanar el camino para que él sustituya a Maduro". Según el alto funcionario, el objetivo es "aumentar la presión sobre el régimen, contribuyendo a la lucha con cuchillos que Estados Unidos cree que se está llevando a cabo entre los círculos de poder dentro del partido gobernante".

Por otro lado, una fuente del Departamento de Estado de EE. UU. indicó a la agencia de noticias EFE que Maduro "es profundamente consciente de que no puede confiar en su círculo de asesores".

"En los últimos pocos meses, docenas de los que se supone que son los aliados más cercanos de Maduro han intentado contactar con Estados Unidos para negociar su salida (del poder). La cuestión de si Estados Unidos responde o no depende de las circunstancias específicas", dijo la fuente anónima.

En conferencia de prensa, Cabello evitó hablar sobre los detalles de la presunta reunión y en un momento comparó el encuentro en Caracas con "una mentira" y "una manipulación".

Además, un asesor de Cabello, citado por el portal 'La Voz de América', aseguró que el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) solo se reuniría con miembros del Gobierno de Estados Unidos "contando con el permiso del presidente y si ello contribuye a que Washington cancele las sanciones que él responsabiliza de doblegar a la economía venezolana, fuertemente dependiente del petróleo".

Algunos críticos interpretan estos encuentros no confirmados entre Cabello y funcionarios estadounidenses como una estrategia del Gobierno de Donald Trump para desestabilizar el círculo político de Maduro.

Países americanos ponen a prueba su poder naval ante posibles amenazas

Durante las próximas dos semanas, cerca de 3.880 militares de las marinas de 10 países americanos realizarán ejercicios militares en Río de Janeiro. La actividad está liderada por Brasil y Estados Unidos.

Los ejercicios, que ponen a prueba el poder naval de los países participantes, incluirá acciones de combate a submarinos, de combate en superficie y de guerra electrónica.

Desde la ciudad brasileña, el almirante de la Marina de Estados Unidos, Craig Faller, aseguró que los oficiales militares se preparan para "el día después" de que el "aislado" presidente venezolano, Nicolás Maduro, deje el poder: "Tenemos que estar preparados para cualquier tipo de operación en la que tengamos que defender la libertad y la democracia en el continente".

La operación marítima multinacional más antigua del mundo conocida como UNITAS, cuenta con la participación de miembros de la Marina y de fusileros navales de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Panamá, Paraguay y Perú.

Esta es la primera vez que la operación es organizada, desde que el presidente Donald Trump declarara hace pocos días a Brasil como aliado militar estratégico de Estados Unidos fuera de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Con AP, EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.