La izquierda en Italia dispuesta a gobernar con los antisistema

Anuncios

Roma (AFP)

La izquierda italiana propuso este miércoles un pacto de gobierno con el antisistema Movimiento 5 Estrellas tras la dimisión la víspera del primer ministro, una salida que evitaría elecciones y frenaría el avance del ultraderechista Matteo Salvini.

Se trata de un paso clave para la salida de la crisis política tras la renuncia del primer ministro Giuseppe Conte y el divorcio entre el M5E y la Liga de Salvini.

El Partido Democrático, la mayor formación de centro izquierda y liderada por Nicola Zingaretti, aprobó en forma unánime cinco condiciones para gobernar junto con el M5E:, entre ellas un cambio de la política contra la migración.

Pese a sus profundas divisiones y a los recientes reveses electorales, la formación consiguió unirse para establecer una línea común, lo que abriría el camino a un ejecutivo de izquierdas.

"Hoy hemos dado un gran paso porque todo el partido está unido en torno a una decisión", anunció Zingaretti, al término de la reunión en la sede del partido en Roma.

Las dos fuerzas parlamentarias sumarían fuerzas para evitar elecciones anticipadas y al mismo tiempo frenar el avance de la ultraderechista Liga de Matteo Salvini, ministro del Interior saliente, impulsor de una política de mano dura y puertos cerrados contra los emigrantes.

En las elecciones legislativas del 2018 el M5E arrasó con el 32% mientras el Partido Democrático fue la segunda fuerza más votada con poco más del 17%.

- Cinco puntos para gobernar -

Tras la ruptura de la alianza entre M5E y la Liga, que gobernó por 14 meses, el mayor partido de la izquierda va a ilustrar el jueves la propuesta al presidente de la República, Sergio Mattarella, encargado de explorar una salida, según dispone en esos casos la Constitución.

La decisión fue tomada inclusive antes de que inician oficialmente las consultas.

La alianza con el M5E fue lanzada inicialmente por el ex primer ministro Matteo Renzi y apoyada con algunas diferencias por uno de los padres fundadores del partido, como el ex primer ministro y ex presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi.

"No vamos a hacer acuerdos por debajo de la mesa", adelantó Zingaretti.

Proponemos "un programa realizable y compartido por una amplia mayoría del Parlamento", agregó el secretario del PD ante los medios de comunicación.

Zingaretti enumeró los cinco puntos del programa, en resumen las condiciones para llegar a un acuerdo.

"Pertenencia a la Unión Europa, pleno reconocimiento de la democracia representativa y de la centralidad del Parlamento, desarrollo basado en el respeto del medio ambiente, cambio de rumbo en la gestión de los flujos migratorios con un papel preeminente para la Unión Europa, dirigir la política económica y social hacia una mayor redistribución e inversión", son los puntos.

Reacio a la idea de una reelección del primer ministro saliente, Zingaretti critica a Conte por haber firmado las duras leyes contra la migración impulsadas por Salvini y aprobadas sistemáticamente por el M5E.

- Cerrar la crisis en una semana -

Sin embargo varios puntos propuestos son los mismos citados por Conte durante su discurso de ruptura con Salvini, al que criticó por su euroescepticismo y desobediencia de las reglas de una democracia parlamentaria como la italiana.

"Debe ser un gobierno fuerte, que una, distinto al saliente, que comparte objetivos. De lo contrario es mejor votar", advirtió Zingaretti.

El M5E evitó por ahora responder a la propuesta y se limitó a recordar que es la primera fuerza política en el Parlamento.

Salvini por su parte, seguro de la popularidad alcanzada según las encuestas, ya que pasó del 17% en 2018 al 36%, no deja de exigir elecciones anticipadas.

El presidente Mattarella "no quiere perder tiempo", comentó el editorialista del diario La Stampa, Ugo Magri y desea resolverla en un semana.

El mandatario, considerado un presidente sabio e imparcial, espera salir de la crisis sin convocar elecciones ya que Italia, la tercera economía de la zona del euro, deprimida y altamente endeudada, deberá presentar a la Comisión Europea su proyecto de presupuesto para 2020.