Saltar al contenido principal

Concluye el drama de Open Arms: 19 días después desembarcan en Italia

El buque español de rescate Open Arms, con decenas de migrantes a bordo, llega a Lampedusa, Italia, el 20 de agosto de 2019.
El buque español de rescate Open Arms, con decenas de migrantes a bordo, llega a Lampedusa, Italia, el 20 de agosto de 2019. Guglielmo Mangiapane / Reuters

Además de su desembarco en la isla de Lampedusa, la Fiscalía italiana ordenó la incautación de la nave española que esperaba en el mar con 83 migrantes a bordo.

Anuncios

Fueron 19 días de desesperación a bordo del barco de rescate Open Arms, pero también de tensión política en Roma y presiones diplomáticas desde Europa y el mundo para que los 83 migrantes a bordo de la nave pudieran desembarcar en Italia.

El buque español de rescate Open Arms, con decenas de migrantes a bordo, llega a Lampedusa, Italia, el 20 de agosto de 2019.
El buque español de rescate Open Arms, con decenas de migrantes a bordo, llega a Lampedusa, Italia, el 20 de agosto de 2019. Guglielmo Mangiapane / Reuters

Finalmente, este martes y durante las horas de la noche pudieron llegar a tierra firme luego de que la Fiscalía italiana así lo ordenara.

En el puerto, decenas de personas recibieron con aplausos a los migrantes y a la tripulación, quienes al conocer la buena nueva y en modo de celebración, entonaron la famosa canción "Bella Ciao" que se convirtió en un himno de la resistencia antifascista en Italia durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Cómo empezó la odisea del Open Armas?

Como ha sucedido con distintas embarcaciones de rescate de migrantes que han intentado llegar a Italia, el ministro del Interior, Matteo Salvini, se ha opuesto -a veces de forma inútil- a su entrada, argumentando que su país no es "el campo de refugiados de Europa".

El Open Arms no fue la excepción en la disputa. A Principios de agosto el barco recogió a un total de 163 migrantes de tres embarcaciones en el mar Mediterráneo y se dirigió a las costas italianas solicitando en varias ocasiones un permiso para desembarcar y declarándose en "estado de necesidad".

Decenas de ellos, entre los que se encontraban menores, fueron evacuados por motivos de salud. En medio del desespero, otros optaron por saltar al agua para poder llegar a tierra, y se informó que algunos presentaban tendencias suicidas.

La ONG que lleva el mismo nombre de la embarcación rechazó en reiteradas ocasiones la oferta de España de poder llegar hasta sus costas bajo el argumento de que le tomaría más tiempo del que disponían mientras la situación se volvía cada vez más urgente y potencialmente explosiva.

Open Arms también será incautado

El alivio llegó de la mano del fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio, quien decidió subir al navío en compañía de varios médicos para verificar el estado de salud de los migrantes, así como las condiciones sanitarias a bordo. Pero además del desembarco, ordenó la incautación del Open Arms, que ahora tendrá que permanecer en Italia durante dos semanas.

La noticia fue confirmada por el fundador de la ONG, Óscar Camps, quien dijo que este es "un costo" que asumieron "para asegurar que las personas a bordo" pudieran ser atentidas.

La oficina del fiscal en cuestión investigaba un presunto caso de secuestro para determinar por qué los migrantes no habían sido acogidos a pesar de que un tribunal tumbó una orden de Salvini que les prohibía la entrada.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.