Saltar al contenido principal

Argentina: Macri, Fernández y el paso hacia lo incierto en materia económica

Los manifestantes marchan hacia la Plaza de Mayo durante una protesta contra las medidas económicas del Gobierno en Buenos Aires, Argentina , el 22 de agosto de 2019.
Los manifestantes marchan hacia la Plaza de Mayo durante una protesta contra las medidas económicas del Gobierno en Buenos Aires, Argentina , el 22 de agosto de 2019. Pablo Stefanek / Reuters

A las dudas por el poder real que tendrá la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en un eventual gobierno de Alberto Fernández, se suman las políticas adoptadas a última hora por Mauricio Macri, con las que desmonta su plan de ajuste fiscal.

Anuncios

El pasado 11 de agosto, cuando se celebraron las primarias en Argentina, de cara a las elecciones presidenciales de octubre, el Gobierno de Mauricio Macri quedó herido de muerte. Lo que se esperaba que fuera un triunfo ajustado del partido peronista Frente de Todos, terminó siendo una victoria abrumadora, con el 47% de los votos frente al 32% que obtuvo la coalición del gobierno, Juntos por el Cambio.

El abogado bonaerense, Alberto Fernández, junto a su fórmula vicepresidencial, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (CFK), es el claro favorito para ganar los próximos comicios. Este resultado, que no concordó con los cálculos de las encuestadoras ni con las expectativas de los mercados, provocaron un lunes negro en el país sudamericano el pasado 12 de agosto. Algunos sectores económicos recordaron con temor las políticas restrictivas de la exmandataria.

El desplome de la Bolsa de Buenos Aires fue del 37% y el peso argentino llegó a caer más del 30%, lo que provocó la intervención del Banco Central de Argentina, que elevó los tipos de interés del 53,5% al 74%, como una medida para frenar la devaluación. Según 'Bloomberg', los CDS o seguros de crédito se dispararon hasta una probabilidad implícita de default del 70%.

El presidente argentino, Mauricio Macri, en la rueda de prensa posterior a su derrota electoral, el pasado 12 de agosto en Buenos Aires.
El presidente argentino, Mauricio Macri, en la rueda de prensa posterior a su derrota electoral, el pasado 12 de agosto en Buenos Aires. Juan Ignacio Roncoroni / EFE

¿Fernández o Fernández? Expectativa frente a cuál de los dos tendrá el poder real

10 días después de las primarias, son más las preguntas que las respuestas. No solo por el rumbo que tomará el siguiente gobierno (y sobre todo quién llevará el timón), sino también por cómo terminará el mandato de Macri, que a última hora decidió sacrificar su plan económico.

Ante el inminente triunfo de la fórmula de los Fernández, es inevitable recordar las políticas económicas que implementó Cristina Fernández de Kirchner. Durante el mandato de su esposo, el fallecido Néstor Kirchner, el país gozó de un buen momento económico, en parte gracias al aumento de las exportaciones, en el marco de un contexto internacional positivo. Sin embargo, el modelo de los Kirchner comenzó a mostrar sus quiebres con Cristina.

CFK hizo un fuerte aumento del gasto público, evitó emitir bonos en dólares y cubrió los déficits con la impresión de pesos, lo que provocó un aumento de la inflación. Una de las políticas cuyo regreso más temen los mercados es el llamado ‘cepo cambiario’, implementado para evitar la salida de capitales, limitando la compraventa de divisas y desincentivando las inversiones foráneas. Estas y otras medidas desembocaron en un estancamiento económico y en un default de Argentina frente a los países acreedores del Grupo de París.

Alberto Fernández, un peronista pragmático que se distanció del kirchnerismo

Si bien algunos consideran que Alberto Fernández no ha sido lo suficientemente claro al plantear el modelo económico que implementaría, analistas consultados por France 24 coinciden en afirmar que lo más probable es que haya una distancia respecto a las políticas de CFK.

Según Martín Vauthier, economista y director de EcoGo, a pesar de la falta de claridad del candidato, Fernández no tiene margen para un esquema como el de Venezuela, como el que temen algunos de sus contradictores. "Para volver al mercado tiene que dar buenas señales, es cuestión de supervivencia política", sostiene Vauthier.

El peronista Alberto Fernández celebra los resultados de las elecciones primarias, en Buenos Aires (Argentina).
El peronista Alberto Fernández celebra los resultados de las elecciones primarias, en Buenos Aires (Argentina). Enrique Garcia Medina / EFE

El experto destacó que el candidato peronista tiene absoluta voluntad de pago de la deuda, una agenda promercado y que no volvería al cepo cambiario. Respecto al poder que pueda tener CFK, Vauthier considera que estará más cómoda en su cargo de vicepresidenta, con los fueros que el cargo implica, y no pretenderá imponer su visión de gobierno. "El peronismo nunca toleró dos líderes", puntualiza.

Para Claudio Loser, fundador de Centennial Group y exdirector del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alberto Fernández "no ha sido explícito ni consistente" en sus propuestas, aunque "implícitamente ha indicado que quiere aumentar el gasto público a través de menores pagos de intereses". Según le dijo Loser a France24, "en términos electorales (Alberto Fernández) está más cerca de Cristina Fernández de Kirchner, pero en términos efectivos la impresión es que estaría más cerca de Macri, porque siempre ha sido pragmático. Todo depende de la fuerza política".

Martín Burgos, economista del Centro Cultural de la Cooperación en Argentina, considera que Alberto Fernández sí ha sido claro en sus intenciones y afirma que se trata de un modelo económico totalmente diferente al implementado por Macri, pues no estará enfocado en las finanzas, sino en una mayor producción y un aumento en la generación de empleo. Sin embargo, tampoco cree que CFK vaya a tener injerencia en su mandato, pues considera que “va a estar en su papel, más orientada a visiones estratégicas”. Además, señala que tanto Matías Kulfas como Guillermo Nielsen, nombres que suenan para ocupar ministerios en el gobierno de Alberto Fernández, han sido críticos de las políticas económicas de la expresidenta.

Queda bien claro por qué Alberto se fue. Ahora está pensando en un gobierno de unidad"

Martín Burgos, economista del Centro Cultural de la Cooperación en Argentina

Según Burgos, el resultado de las primarias no es una reivindicación de CFK, sino de Alberto Fernández, quien se desempeñó como jefe de gabinete de Néstor Kirchner y luego del primer año de gobierno de Cristina renunció y se convirtió en un crítico del kirchnerismo. “Queda bien claro por qué Alberto se fue. Ahora está pensando en un gobierno de unidad”.

Viraje económico, un aporte de Macri a la incertidumbre

El presidente Macri, que luego de las primarias culpó al kirchnerismo por el aumento del riesgo de impago de la deuda y de la incertidumbre económica, en el curso de la semana pasada dio un giro radical: pidió disculpas, llamó a Alberto Fernández y anunció una serie de medidas desesperadas por recuperar a sus electores que, en últimas, podrían tener más efectos negativos que positivos.

Entre las medidas anunciadas por el Gobierno argentino se destacan un nuevo aumento del salario mínimo, el congelamiento de precios de combustibles y de cuotas de créditos hipotecarios indexados por la unidad de valor adquisitivo, la eliminación del IVA para algunos productos tales como leche, arroz y aceite. Se trata de paliativos que tendrán vigencia para lo que resta de este año, cuando finalice el mandato de Macri.

El intento del presidente argentino de congraciarse con la clase media implica un probable incumplimiento del pacto con el Fondo Monetario Internacional, que en el 2018 aprobó el mayor préstamo de su historia para Argentina (57.000 millones de dólares), a cambio de un fuerte ajuste fiscal por parte del gobierno de Macri.

Para Martín Vauthier, si no se logra dar certidumbre y sensación de gobernabilidad, estas políticas tendrán un muy bajo impacto. "En cierto modo pueden resultar perjudiciales, porque no le queda claro al mercado de dónde van a salir los fondos para este aumento del gasto".

Con un abrupto viraje de última hora, el Gobierno de Mauricio Macri parece encaminado a un final de viaje turbulento.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.