Saltar al contenido principal
El Debate

A las mexicanas se les colmó la paciencia ante los feminicidios y la discriminación

Miles de mujeres han salido a las calles de Ciudad de México para exigir el fin de la violencia en su contra. Los días 10 de julio, 3 y 8 de agosto se reportaron tres casos de violación de mujeres, una de ellas menor de edad. Los sospechosos: miembros de la Policía. Ante el cúmulo de feminicidios y discriminación, miles de mexicanas dijeron estar hartas. En El Debate analizamos la historia de México alrededor de la mujer, los logros sociales y todo lo que falta para que haya un cambio de rumbo.

Anuncios

México es considerado uno de los 20 peores países para ser mujer, así lo refleja el estudio 'US News & World Report 2019', que ubicó a esa nación en el puesto 60 del ranking sobre derechos humanos e igualdad de género en una escala de 80países. Esa nación está detrás Kazajistán, Turquía, Israel o Arabia Saudita, que suelen ser países altamente restrictivos con las mujeres.

Cifras de ONU Mujeres revelan que diariamente se producen nueve feminicidios en México. Desde el año 2015, 3.200 mujeres han muerto por estas circunstancias y en Ciudad de México, la capital, han ocurrido 18 feminicidios en el primer semestre de 2019, mientras que en toda la nación 292 mujeres han sido abusadas sexualmente entre enero y junio.

"Estas muertes no son homicidios, son feminicidios y las mismas cuentan con características particulares y por ello deben ser tratadas como tal", dijo la activista y consultora Brenda Hernández Arana durante El Debate de France 24.

Por años, la sociedad mexicana, como en muchos países de América Latina, ha estado marcada por estructuras patriarcales, algo que guarda relación directa con el machismo que se ve en todas las esferas de la sociedad. Sin embargo, las mujeres han trabajado por décadas para cambiar esa situación que les resta las oportunidades y los derechos. Y que las mata.

"El aumento en la violencia es una consecuencia de los cambios que ha exigido la mujer dentro de la sociedad. Aproximadamente desde el año 1975 las mujeres vienen alzando su voz en la búsqueda de alcanzar una mayor igualdad de género", explica la historiadora Luz de María Muñoz Corona.

"Las manifestaciones ocurren por la ineficiencia del Estado que no ha dado una respuesta oportuna a los casos"

Las manifestaciones llevadas a cabo para exigir Justicia trajeron como consecuencia algunos hechos aislados de violencia y daños en las edificaciones donde funcionan algunas instituciones del Estado mexicano. Por otro lado también fueron rayados con grafitis algunos monumentos, lo cual fue repudiado por el Gobierno de México. Muchas mujeres criticaron que fuera mayor el estupor por unos grafittis en un monumento a la ola de feminicidios que sufre el país azteca.

Por eso la petición del presidente Andrés Manuel López Obrador de pedir "manifestar con respecto", no fue bien recibida por los movimientos feministas, los cuales exigen al Estado mayor capacidad para hacer frente a los altos índices de violencia de género.

En otras palabras, las acciones, que fueron calificadas como vandalismo por representantes del Gobierno, generaron un cambio en la opinión pública en donde el motivo principal de la protesta (las violaciones recientes) quedaron en un segundo plano.

"Estamos frente a un hartazgo de la violencia, las manifestaciones ocurren por la ineficiencia del Estado que no ha dado una respuesta oportuna a los casos. Las mujeres estamos reclamando un derecho vivir en paz y el machismo y el patriarcado no nos dejan vivir en paz", dijo Alicia Elena Pérez Duarte, exfiscal de delitos violentos contra la mujer.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.