Saltar al contenido principal

El régimen sirio rodea un puesto militar turco cerca de Idlib

Anuncios

Beirut (AFP)

Las fuerzas del régimen sirio rodearon el viernes un puesto de observación del ejército turco cerca de la provincia de Idlib, después de un avance en el terreno frente a los yihadistas y los rebeldes en el noroeste de la Siria en guerra.

Los acontecimientos en Siria centrarán una cumbre el 16 de septiembre en Ankara entre los presidentes de Rusia, de Irán y de Turquía, tres países actores predominantes en el conflicto que devasta este país desde 2011.

Después de cerca de cuatro meses de bombardeos casi diarios en la provincia de Idlib y de las zonas de provincias vecinas dominadas por los yihadistas, el régimen de Bashar al Asad, apoyado por su aliado ruso, inició un avance en el terreno el 8 de agosto.

El jueves y el viernes, las fuerzas prorrégimen reconquistaron varias localidades a caballo entre las provincias de Idlib y Hama, como la de Morek, donde se encuentra el puesto de observación del ejército turco, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Las fuerzas del régimen rodean el puesto de observación turco de Morek", en el norte de Hama.

Turquía, fronteriza con la región de Idlib, apoya a algunos grupos rebeldes sirios e intervino militarmente en el conflicto contra los kurdos sirios y los yihadistas. Desde hace casi dos años despliega fuerzas en 12 puestos de observación en Idlib y Hama.

En Damasco, la agencia oficial Sana confirmó que el ejército sirio había tomado el control de varias ciudades de Hama, incluidas Morek y Kafr Zita.

- "Revisión del acuerdo" -

Con unos tres millones de habitantes, Idlib y los sectores adyacentes en la provincia de Hama, Latakia y Alepo están dominadas por los yihadistas de Hayat Tahrir al Sham (HTS, exrama siria de Al Qaida). Grupos rebeldes con menos poder también están presentes.

Desde finales de abril, los bombardeos y disparos de artillería del régimen y de su aliado ruso contra estas regiones causaron la muerte de casi 900 civiles, según el OSDH. Y más de 400.000 personas huyeron, según la ONU.

La presidencia turca ya advirtió el miércoles que "no se plantea cerrar o desplazar" el puesto de observación de Morek. Todos los puestos de observación "continuarán operando ahí donde están", precisó.

La región de Idlib estaba supuestamente protegida por un acuerdo sobre una "zona desmilitarizada", anunciado en septiembre de 2018 por Turquía y Rusia para separar las zonas gubernamentales de los territorios yihadistas e insurgentes.

Pero este acuerdo fue aplicado parcialmente. Moscú denuncia la presencia de los yihadistas y Ankara teme que Idlib se hunda en un caos generalizado, que podría provocar una nueva afluencia de refugiados hacia su frontera.

"Los acontecimientos en el terreno [...] exigen una revisión del acuerdo", indicó por su parte en su web el diario sirio proestatal Al Watan.

- "Infraestructuras estratégicas" -

El avance del régimen en el sur de Idlib parece seguir la línea de una carretera que une la capital Damasco con la gran ciudad de Alepo, en el norte, dos metrópolis bajo su control.

La ciudad de Jan Sheijun, reconquistada el miércoles, se encuentra en esta ruta estratégica. Un poco más al norte, el sector de Maaret al Numan fue el blanco de bombardeos nocturnos del régimen, que provocaron la muerte de tres civiles, incluido un niño, según el OSDH.

"Asad podría continuar su ofensiva cuando tiene el viento a su favor, para capturar más [territorio] en Idlib [...] y asegurar infraestructuras estratégicas", dice a la AFP Samuel Ramani, investigador en la universidad de Oxford.

Desde 2015 y la intervención militar en Moscú, el régimen, ya respaldado por Irán y el Hezbolá libanés, logró recuperar cerca del 60% del territorio.

La guerra en Siria, desencadenada tras la represión del régimen contra manifestaciones prodemocracia, se volvió más compleja con la implicación de varios actores, y ha causado más de 370.000 muertos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.