Saltar al contenido principal

Cerca de 7.000 venezolanos en la frontera entre Colombia y Ecuador, de cara a la entrada en vigor de visas

Migrantes venezolanos esperan en la frontera con Colombia, en el paso de Rumichaca (Ecuador), el 22 de agosto de 2019, antes de que entre en vigor la exigencia de visas para las personas de esa nacionalidad, el 26 de agosto de 2019.
Migrantes venezolanos esperan en la frontera con Colombia, en el paso de Rumichaca (Ecuador), el 22 de agosto de 2019, antes de que entre en vigor la exigencia de visas para las personas de esa nacionalidad, el 26 de agosto de 2019. EFE/ Carlos Jimenez

Desde este lunes 26 de agosto la visa humanitaria será requisito indispensable de ingreso y quienes ya residan en Ecuador podrán tramitarla para regularizar su situación migratoria.

Anuncios

El puente fronterizo de Rumichaca es el escenario del aumento del éxodo venezolano. Es muestra del desespero de miles de personas que intentan llegar a territorio ecuatoriano cuando quedan escasos días para poder hacerlo sin necesidad de mostrar un pasaporte y una visa humanitaria.

Contar con esos documentos se ha convertido en casi un privilegio para los nacionales de un país, sumergido en la pobreza, la corrupción y la escasez. El propio gobierno de Nicolás Maduro ha señalado que el retraso en la entrega del pasaporte se debe a la falta de material: papel moneda y lámina de policarbonato, para realizarlo.

Hasta el viernes 23 de agosto se registró el ingreso de cerca de 7.000 personas por el ducto internacional. Un aumento considerable comparado con los 1.000 y 1.500 diarios hasta el miércoles de la semana pasada. El jueves las autoridades contabilizaron alrededor de 4.000 migrantes, esto sin contar con quienes cruzan de manera irregular.

Edin Moreno, gobernador de la provincia ecuatoriana de Carchi, en el límite territorial, indicó que mantendrán un “plan de contingencia para contrarrestar los 26 puntos irregulares de ingreso".

Muchos de los que han entrado a territorio ecuatoriano en las últimas horas señalaron que tienen la intención de seguir su camino hasta llegar a Chile o Perú.
La petición de una visa humanitaria fue dispuesta por el presidente Lenín Moreno mediante un decreto ejecutivo, el pasado 25 de julio, según aseguró, con el objetivo de garantizar orden y seguridad para los ecuatorianos y los inmigrantes.

¿Cómo será el proceso para tramitar la nueva visa?

La nueva visa será aplicable a cualquier venezolano que esté por entrar al país.
El proceso se realizará a través de internet. Tras rellenar varios campos de documentación, el solicitante deberá agendar una cita dentro de la plataforma Consulado Virtual : https://www.consuladovirtual.gob.ec/

Migrantes esperan en la frontera con Colombia, en el paso de Rumichaca (Ecuador, el 22 de agosto de 2019,antes de que  entre en vigor el requerimiento de visa humanitaria decretado por el presidente Lenín Moreno.
Migrantes esperan en la frontera con Colombia, en el paso de Rumichaca (Ecuador, el 22 de agosto de 2019,antes de que entre en vigor el requerimiento de visa humanitaria decretado por el presidente Lenín Moreno. EFE/ Carlos Jimenez

Luego, tendrá que acudir a una entrevista presencial en los consulados ecuatorianos en Lima, Caracas o Bogotá.

Asimismo, cada persona deberá pagar 50 dólares para la solicitud de visa. Para ello deberá presentar su pasaporte, con hasta cinco años de vencido, según señaló el canciller ecuatoriano, José Valencia .

El visado humanitario será uno de los tantos tipos de visa que estarán a disposición de los venezolanos, así como la visa de residencia temporal de UNASUR.

Análisis: ¿El continente americano le cierra la puerta a los venezolanos?

El colapso económico de Venezuela ha desatado la mayor crisis migratoria en la historia reciente de América Latina, obligando a aproximadamente uno de cada 10 venezolanos a partir desde 2015.

Se espera que otras 500.000 personas salgan del país en los próximos seis meses, lo que elevaría el total a 5 millones, según estima la ONU.

Archivo-Migrantes venezolanos esperan en fila para recibir alimentos del refugio La Divina Pastora en Villa del Rosario, Colombia, en la frontera con Venezuela, el 13 de febrero de 2019.
Archivo-Migrantes venezolanos esperan en fila para recibir alimentos del refugio La Divina Pastora en Villa del Rosario, Colombia, en la frontera con Venezuela, el 13 de febrero de 2019. Luis ROBAYO / AFP

Ahora su viaje a una nueva vida parece cargado de una serie de nuevos peligros: fronteras apiladas con traficantes de personas, terreno de montaña y selva, además de la explotación por parte de bandas criminales.

Para evitar los controles fronterizos, es probable que los migrantes recurran a senderos ocultos, conocidos como trochas, para escapar de su tierra natal.

"Los cruces irregulares son mucho más peligrosos debido a la geografía y el paisaje y los grupos que los controlan", dijo Jessica Bolter, analista asociada de políticas de The Migration Policy Institute, un grupo de expertos con sede en Washington.

Hasta el momento, América del Sur ha ganado elogios por mantener las fronteras internas en gran medida abiertas a los migrantes y refugiados venezolanos, de los cuales aproximadamente 3 millones se han asentado en toda la región.
Sin embargo, hay signos de que la solidaridad está disminuyendo.

Las nuevas restricciones de entrada en Chile, Perú y, más recientemente, Ecuador han generado temores de que la política de puertas abiertas esté terminando.
"Definitivamente ha habido un movimiento entre estos países para cerrar algunas vías para los venezolanos", dijo Bolter.

"Estos países realmente no estaban preparados…Ciertamente ha abrumado a algunos de los sistemas", agregó.

Sin embargo, existen otros casos como Colombia, país que alberga el mayor número de refugiados venezolanos, según ACNUR, y donde no existe una imposición de visas para que las personas de esa nacionalidad puedan ingresar al país. Alrededor de 1.260.000, registrados de manera oficial hasta marzo de 2019.

Además, el pasado 5 de agosto, el presidente colombiano, Iván Duque, anunció una resolución que otorgará la nacionalidad colombiana a los hijos de padres venezolanos, incluidos quienes están indocumentados, nacidos en Colombia después del 18 de agosto de 2015.

En el caso de Ecuador, la visa para los venezolanos comenzará a regir a partir de las 00h00 del 26 de agosto de 2019.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.