Saltar al contenido principal

¿Qué espera a los migrantes rescatados por el Open Arms?

Algunos de los migrantes rescatados por el barco Open Arms, en la espera de ser transferidos de Lampedusa, Italia, el 23 de agosto de 2019, a Porto Empedocle en el barco de línea Sansovino, para luego ser trasladados a otras destinciones.
Algunos de los migrantes rescatados por el barco Open Arms, en la espera de ser transferidos de Lampedusa, Italia, el 23 de agosto de 2019, a Porto Empedocle en el barco de línea Sansovino, para luego ser trasladados a otras destinciones. Elio Desiderio / EFE / EPA

Varios países de la Unión Europea se comprometieron en repartirse a decenas de menores, mujeres y hombres que estuvieron bajo el cuidado de la ONG española.

Anuncios

El Audaz, el buque militar enviado por España, llegó este viernes 23 de agosto a las cercanías de la isla italiana de Lampedusa. El barco “se encuentra listo para recibir a las personas que tenemos que trasladar a territorio nacional. Estoy a la espera de instrucciones, en contacto directo con mi mando”, precisó a la agencia EFE su comandante, Emilio Damiá Marqués.

Acogerá a bordo a 15 migrantes que estuvieron en el buque Open Arms, siguiendo el compromiso de Madrid adquirido en el acuerdo de repartición que arbitró la Comisión Europea. Un acuerdo que implica también a Francia, que recibirá a 40 personas, Portugal, con 10, a Luxemburgo y a Alemania.

Este desenlace entre europeos difiere de las demoradas reacciones pasadas. Tras 19 días de deriva por la ausencia de opciones, el Open Arms desembarcó finalmente, el martes 20 de agosto , a los 83 migrantes que permanecían en su barco, por orden judicial proveniente de Italia.

Miembros de la Guardia Costera de ese país ingresaron en el buque para inspeccionarlo y detectaron “anomalías graves relacionadas con la seguridad de la navegación, el cumplimiento de la legislación sobre protección del medioambiente marino y la capacitación y familiarización de la tripulación con los procedimientos de emergencia proporcionados a bordo”, por lo cual el Open Arms no volverá a navegar hasta que se arreglen estas fallas, pero también por la investigación que tiene en su contra por supuesto delito de secuestro de personas, omisión y negativa a actos de oficio contra miembros de la Administración italiana.

La ONG española aseguró que retomará lo más pronto posible la navegación para seguir salvando vidas.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Por su parte, el Ocean Viking, fletado por Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Méditerranée, desembarcó a las 356 personas que rescató entre el 9 y el 12 de agosto en un puerto de Malta este viernes, donde no se quedarán ninguno.

Con EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.