Saltar al contenido principal

Líderes del G7 concertaron ayuda urgente para los países afectados por los incendios de la Amazonía

El presidente francés Emmanuel Macron anuncia que los líderes del G7 acordaron ayudar a los países afectados por los incendios de la Amazonía, en Biarritz, Francia, el 25 de agosto de 2019. Fotografía /REUTERS
El presidente francés Emmanuel Macron anuncia que los líderes del G7 acordaron ayudar a los países afectados por los incendios de la Amazonía, en Biarritz, Francia, el 25 de agosto de 2019. Fotografía /REUTERS

Sin titubeos, el presidente Emmanuel Macron anunció “medidas concretas” para reforestar los vastos territorios de la Amazonía arrasados por el fuego.

Anuncios

Desde el balneario de Biarritz, en Francia, donde se lleva a cabo la Cumbre del G7, el mandatario galo dijo este domingo: “Hemos convenido en ayudar a los países que han sido golpeados por los incendios tan pronto como sea posible”.

La apuesta de Macron por poner los incendios de la Amazonía en lo más alto de la agenda de la cumbre, encolerizó al presidente brasileño Jair Bolsonaro. El líder de extrema derecha alegó que dicha movida no era más que una interferencia internacional en la soberanía de Brasil, y que respondía a una “mentalidad colonialista”.

En contrapartida, Macron aclaró que se respetará la soberanía de los nueve países que comparten este bosque tropical, pero es menester de la comunidad internacional contribuir con la reforestación de las millones de hectáreas arrasadas por el fuego.

Aunque el 60 por ciento de la Amazonía le pertenece a Brasil, ocho países más comparten este bosque tropical: Bolivia, Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Surinam, Guyana y la Guayana Francesa.

Macron había dicho, previo al comienzo de la cumbre, que "la Amazonía es nuestro bien común, nos afecta a todos. A Francia le afecta aún más que a otros alrededor de la mesa porque somos 'amazónicos'. La Guayana Francesa está en el Amazonas”.

Entre los líderes del G7 que también se sumaron a ofrecer su ayuda se cuentan el presidente estadounidense Donald Trump, y el primer ministro británico Boris Johnson.

Macron puntualizó que sobre la ayuda de otros países para la Amazonía “esta mañana Colombia apeló a la comunidad internacional por lo que debemos estar presentes y lo estaremos".

En Bolivia hay un millón de hectáreas afectadas por el fuego

Evo Morales abrió este domingo la puerta de la ayuda internacional. Aunque cuatro helicópteros y un avión cisterna Supertanker esparcen agua desde el pasado viernes, la gobernación de Santa Cruz alertó que el terreno consumido por las llamas escaló al millón de hectáreas.

De manera que el presidente boliviano en rueda de prensa dijo que, si “hay algún anuncio de cooperación, bienvenida, sea de organismos internacionales, sea de personalidades, como también de presidentes”.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla durante una conferencia de prensa en el palacio presidencial La Casa Grande del Pueblo en La Paz, 13 de agosto de 2019.
El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla durante una conferencia de prensa en el palacio presidencial La Casa Grande del Pueblo en La Paz, 13 de agosto de 2019. REUTERS/David Mercado

Morales cambió de opinión presionado por las protestas en La Paz y en Santa Cruz. Su antiguo argumento, parecido al de Bolsonaro, aludía al principio de soberanía.

Pero Morales no tuvo otra opción que cancelar su campaña electoral por una semana y agradecer a los presidentes de Chile, Sebastián Piñera; Paraguay, Mario Abdo Benítez, y el del Gobierno español, Pedro Sánchez, quienes por teléfono le manifestaron su intención de cooperar.

Entre los agradecimientos de Morales se suma el Banco de Desarrollo de América Latina CAF, quien está donando cerca de medio millón de dólares para sofocar las llamas.

La actuación de Bolsonaro amenaza la ratificación del acuerdo Mercosur-UE

El norteño estado de Amazonas es el último en pedir formalmente ayuda de los militares. El pedido se suma al de los estados de Acre, Rondonia, Roraima, Mato Grosso, Pará y Tocantins. En estos territorios el Ministerio de Defensa actuará con 44.000 militares y algunas aeronaves modelo C-130 Hércules que pueden soltar hasta 12.000 litros de agua por viaje.

A pesar de que Bolsonaro liberó 38.5 millones de reales para contener la tragedia ambiental -unos 9.6 millones de dólares-, en Europa critican la gestión del presidente brasileño.

De hecho, la crisis ambiental amenaza con torpedear el acuerdo comercial de Mercosur y la Unión Europea, firmado a finales de junio luego de 20 años de negociaciones.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, observa durante una ceremonia del Día del Soldado, en Brasilia, Brasil, el 23 de agosto de 2019.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, observa durante una ceremonia del Día del Soldado, en Brasilia, Brasil, el 23 de agosto de 2019. Adriano Machado / Reuters

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, fue severo cuando dijo en la apertura del G7 que “es difícil imaginar un proceso armónico de ratificación (del acuerdo) por los países europeos, en tanto que el Gobierno brasileño permita la destrucción del pulmón verde de La Tierra”.

El presidente francés también había anunciado que se opondría al tratado de Mercosur y la UE, luego de acusar a Bolsonaro de “mentir” sobre su compromiso con el ambiente.

Luxemburgo es el último país en decir que no firmará el acuerdo UE-Mercosur si Brasil no protege la Amazonía. Así lo estipuló el ministro de exteriores Jean Asselborn.

Por lo pronto, la ministra francesa de Ultramar, Annick Girardin, lanza la propuesta de crear un fondo internacional para ayudar a la Amazonía en vista del “fracaso” del fondo brasileño.

Este fondo reemplazaría el que fue creado en 2008, y del cual Noruega y Alemania eran los principales contribuyentes. Pero ante la política del presidente brasileño, los dos países europeos anunciaron suspender todos sus aportes.

Con AFP, Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.