Saltar al contenido principal

El derrocado presidente Omar al-Bashir vuelve a los tribunales sudaneses en su juicio por corrupción

El ex presidente de Sudán, Omar al-Bashir, está custodiado dentro de una jaula en el tribunal donde enfrenta cargos de corrupción, en Jartum, Sudán, el 19 de agosto de 2019.
El ex presidente de Sudán, Omar al-Bashir, está custodiado dentro de una jaula en el tribunal donde enfrenta cargos de corrupción, en Jartum, Sudán, el 19 de agosto de 2019. REUTERS/Mohamed Nureldin Abdallah

Al-Bashir, quien fue detenido y apartado del poder el pasado 11 de abril, es acusado de corrupción y posesión ilegal de divisas por la gran cantidad de dinero en efectivo que fue encontrada su casa tras el arresto.

Anuncios

El expresidente sudanés Omar al-Bashir, derrocado por el Ejército, salió este sábado 24 de agosto de la cárcel de Kobar donde se encuentra recluido, para enfrentar nuevamente a las autoridades sudanesas en un juicio en el que se le acusa por corrupción y apropiación ilegal de divisas.

De acuerdo con Muatasim Abdalá, uno de los abogados de la Fiscalía, al-Bashir, tenía en su residencia sacos de billetes con hasta 6,9 millones de euros, 351.000 dólares y 5,7 millones de libras sudanesas (unos 126.000 dólares) cuando fue arrestado.

Durante la sesión de este sábado, Abdalá explicó que debido a la gran cantidad de dinero, la Inteligencia militar del país tuvo que pedir asistencia a los trabajadores del banco militar de Umm Durman (ciudad vecina de Jartum) para que fueran a contarlo.

Por otro lado, el abogado defensor, Mohamed al Hasan al Amin, aseguró a la prensa que el dinero que estaba en la vivienda de al-Bashir era una "ayuda en el marco de cooperación entre presidentes" y que él no gastó "ni un dólar" para sí mismo, sino que lo destinó a "medidas relacionadas con la seguridad nacional".

El abogado, también denunció que a al-Bashir se le han reducido las horas de visitas en la cárcel y sólo se le permite recibir a su mujer, pero no a sus hermanos. Pidió que el exlíder sudanés sea liberado bajo fianza mientras avanza el proceso en su contra.

El ex presidente de Sudán, Omar Hassan al-Bashir, está vigilado dentro de una jaula en el tribunal donde enfrenta cargos de corrupción, en Jartum, Sudán, el 19 de agosto de 2019.
El ex presidente de Sudán, Omar Hassan al-Bashir, está vigilado dentro de una jaula en el tribunal donde enfrenta cargos de corrupción, en Jartum, Sudán, el 19 de agosto de 2019. REUTERS/Mohamed Nureldin Abdallah

Esta es la segunda visita de al-Bashir a los tribunales en menos de una semana

En la sesión del pasado 19 de agosto, la primera del juicio contra al-Bashir, un investigador de la Policía sudanesa leyó su informe con las conclusiones de las investigaciones preliminares, según las cuales el expresidente habría recibido un supuesto regalo de 91 millones de dólares de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

De esos 91 millones, 25 millones procedían directamente del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, otros 65 millones vendrían del bolsillo del exmonarca saudí Abdulá Abdelaziz, y además habría un cheque de un millón de dólares firmado por el presidente de EAU, Jalifa bin Zayed.

El pasado 13 de junio, la Fiscalía General sudanesa acusó formalmente a al-Bashir de posesión ilegal de fondos, los primeros cargos contra el exmandatario que se suman a los de genocidio, crímenes de guerra y de lesa humanidad por los presuntos ataques que habría cometido el Ejército y las milicias progubernamentales contra la población civil de Darfur, al oeste de país, entre 2003 y 2008.

Sin embargo, de momento las autoridades han rechazado que al-Bashir sea juzgado en la Corte Penal Internacional de la Haya que lo requiere por crímes de lesa humanidad en la región de Darfur.

Con EFE y Reuters

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.