Trump y Johnson exhiben su complicidad en un G7 marcado por divisiones