Saltar al contenido principal

Muere Sidney Rittenberg, el estadounidense que fue consejero de líder chino Mao

Anuncios

Washington (AFP)

Sidney Rittenberg, un estadounidense que vivió 35 años en China tras la Segunda Guerra Mundial y fue consejero del líder chino Mao Zedong, murió el sábado en Arizona a los 98 años, informó el diario The New York Times.

La vida de Rittenberg estuvo marcada por virajes radicales. Hijo rebelde de una familia prominente de Carolina del Sur, abrazó en su juventud los ideales marxista-leninistas para convertirse años después en consultor de capitalistas como los magnates de la informática Bill Gates y Michael Dell.

Llegó a China como soldado del ejército estadounidense sobre el final de la guerra, y en 1946 se afilió al Partido Comunista chino. Por su dominio del mandarín se convirtió en intérprete, y viajó junto a Mao y el Ejército Rojo. En China era conocido por el nombre Li Dunbai.

Rittenberg fue testigo directo de la guerra civil que llevó en 1949 a la fundación de la República Popular de China y tuvo acceso al círculo íntimo de Mao, donde también cultivó una relación con quien lo secundaba, Chou Enlai.

Su fidelidad fue recompensada con responsabilidades en el gobierno chino, donde era prácticamente el único extranjero conocido.

Ese estrecho vínculo con la cúpula gobernante no lo salvó de caer en desgracia y ser encarcelado durante dos períodos, acusado de espionaje.

En la primera ocasión, pasó seis años en prisión. Cuando fue liberado recuperó sus privilegios dentro del partido en 1955 y su apoyo a la causa comunista se mantuvo intacto.

Se hizo cargo de la propaganda en lengua inglesa del régimen, lo que incluyó el período conocido como el "Gran salto adelante" (1958-1961), una campaña de colectivización forzada que provocó hambrunas y al menos 20 millones de muertos.

Mantuvo incluso su apoyo durante la llamada Revolución cultural (1966-1976), otro período oscuro en el que Mao intensificó el culto a su persona y eliminó brutalmente a sus opositores.

En 1968, la esposa de Mao ordenó su arresto y el estadounidense pasó diez años tras las rejas. Wang Yulin, esposa de Rittenberg, fue enviada a un campo de trabajo.

Liberado en 1977, regresó a Estados Unidos en 1979 con su familia.

Rittenberg se convirtió entonces en un intermediario requerido por grandes compañías estadounidenses que buscaban hacer negocios en China. Continuó viajando con regularidad a Pekín y era consultado con frecuencia como asesor.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.