Especial noticias

¿Qué tanto se logró en la cumbre del G7 en Biarritz?

La agenda del encuentro entre las siete economías más estables del planeta estuvo marcada por dos temas con un gran impacto internacional: las relaciones entre EE.UU. e Irán y los incendios forestales en la selva amazónica. En este especial analizamos junto a nuestros invitados el papel que jugó el presidente francés, Emmanuel Macron, y la importancia que tuvo el encuentro para la estabilidad internacional.

Anuncios

El G7 es un grupo de países considerados potencias mundiales. Esta agrupación surgió en 1975 primero como el grupo de los seis (G6). Un año después se sumó Canadá y entre 1998 y 2014 entró Rusia a formar parte de las selectas reuniones entre los jefes de Estado de cada nación para debatir y proponer soluciones a los problemas globales. Tras la anexión de Crimea, los países apartaron a Rusia como forma de sanción.

Económicamente, los siete países concentran el 40% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y alrededor del 10% de la población del mundo. Cada año, sus encuentros son principalmente para hablar de economía y política, pero no dejan de lado otros temas considerados de interés para la humanidad.

Este año, como suele suceder en cada una de sus ediciones, hubo varios invitados y entre los presentes estuvo el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif. Gracias a ello, y la diplomacia extendida por el presidente Emmanuel Macron, Irán y Estados Unidos abrieron una posibilidad de diálogo y con ello buscar una salida a la crisis desatada luego del retiro de Estados Unidos del Acuerdo Nuclear.

Los incendios en la Amazonía se colaron en la agenda del G7

Y aunque no se trata de evitar una confrontación nuclear, el otro tema fuerte que se metió en la agenda fue el referente a la serie de incendios que afectan la selva amazónica. Los asistentes lograron ponerse de acuerdo para ofrecer una ayuda de 20 millones de dólares la cual no ha sido bien recibida por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Por otro lado, la cumbre desarrollada en la localidad de Biarritz permitió lograr un consenso, básicamente entre Francia y Estados Unidos, para suprimir el impuesto digital que la nación europea aprobó cobrar en julio pasado a los gigantes de Internet. No obstante, esta medida quedará sujeta al establecimiento de un impuesto internacional, que está siendo discutido y lleva adelante el Organismo de Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde).

Lejos de la edición de 2018, cuando Donald Trump abandonó la cumbre antes de que se terminara, la de Biarritz logró abrir caminos para la unidad. Pero... ¿fue suficiente? Nuestros invitados responden.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24