Banco central de México recorta pronóstico de crecimiento para 2019

Anuncios

México (AFP)

El Banco de México (central) recortó este miércoles su pronóstico de crecimiento del PIB para 2019 al rango de entre 0,2% y 0,7%, ante el estancamiento de la actividad en el segundo trimestre y una menor producción industrial de Estados Unidos.

La tasa anual es inferior a la previsión de entre 0,8% y 1,8% que esperaba el banco central en su anterior informe trimestral sobre la salud de la segunda economía latinoamericana, en mayo.

"La revisión para 2019 se deriva del hecho de que el crecimiento del PIB en el segundo trimestre fue menor al previsto, lo que indica una debilidad más profunda de los componentes de la demanda interna a lo estimado con anterioridad", dijo el banco central.

La economía mexicana tuvo nulo crecimiento en el segundo trimestre del año tras haberse contraído 0,2% en el primero, lo que puso en duda la meta de crecimiento de 2% para todo el año del gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Si bien México escapó de una recesión, esto es, dos trimestres consecutivos de contracción económica, el estancamiento mostró que la economía se debilitó en el primer año de gobierno de López Obrador.

Pese a ello, el mandatario ha insistido en que México crecerá 2% en el año y restó importancia al dato al mencionar que hay una mejor distribución de riqueza en el país.

Ante la debilidad en la actividad económica y una menor inflación, el banco central recortó a mediados de agosto su tasa de interés de referencia a 8% desde 8,25%, buscando impulsar a la economía.

El gobernador del banco central, Alejandro Díaz de León, descartó mencionar si la decisión de llevar la tasa a 8% anticipa un ciclo de recortes en la tasa de interés de referencia.

"Para una economía abierta como México y que está expuesta a diversos factores, especialmente de tensiones comerciales, ha sido útil el no anticipar potenciales decisiones futuras sino hasta tener toda la información correspondiente", dijo durante la presentación del informe.

- "Incertidumbre interna"

El Banco de México detalló que se espera un menor crecimiento en la producción industrial de Estados Unidos, el mayor socio comercial de México y vital para las manufacturas mexicanas. La institución monetaria dijo que también se espera una menor producción petrolera en el país.

Agregó que una normalización del gasto público podría contrarrestar los efectos negativos de esos dos factores y detalló que si bien se espera una recuperación en el ritmo de crecimiento en los próximos trimestres "esta será gradual".

"El pronóstico que da a conocer el banco es la mejor perspectiva que tiene el Banco de México sobre cuál es el escenario central o lo más probable y lo que se puede extraer de ese pronóstico, se prevé que haya una recuperación gradual de la actividad económica, ese es el escenario central", dijo Díaz de León.

El banco central dijo que entre los mayores riesgos para la economía mexicana están la posibilidad de que Estados Unidos aplique aranceles a las exportaciones mexicanas, que se registren disputas comerciales globales y que se retrase la ratificación del T-MEC, el tratado comercial que sustituye al TLCAN entre México, Estados Unidos y Canadá.

La institución también vio como un riesgo la incertidumbre que ha provocado entre el sector privado el rumbo de la política económica de López Obrador.

"Que persista el ambiente de incertidumbre interna que ha venido afectando la inversión y que ello ocasione que se difieran planes de inversión o que los consumidores reduzcan su gasto de manera precautoria", dijo.

Para 2020, el banco también redujo su expectativa de crecimiento, a un rango de entre 1,5% y 2,5%, desde la estimación previa de 1,7 y 2,7%.

La institución agregó que en los próximos trimestres se registrarán cifras bajas de inflación y que el dato se ubicará en el segundo trimestre de 2020 en niveles cercanos a su objetivo de 3% con un punto porcentual por encima o por debajo.