Saltar al contenido principal

Bolsonaro anuncia reunión de presidentes sudamericanos para tratar la crisis del Amazonas

Una vista aérea de una parcela deforestada del Amazonas en Boca do Acre, estado de Amazonas , Brasil, 24 de agosto de 2019.
Una vista aérea de una parcela deforestada del Amazonas en Boca do Acre, estado de Amazonas , Brasil, 24 de agosto de 2019. Bruno Kelly / Reuters

Los mandatarios de Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Brasil se reunirán en septiembre en Leticia para discutir las políticas y acciones sobre la Amazonía, actualmente bajo asedio del fuego.

Anuncios

Se reunieron en Brasilia los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y su homólogo chileno, Sebastián Piñera. Desde la capital de brasileña, Bolsonaro, en el ojo del huracán por la crisis que afecta miles de hectáreas de la selva amazónica, anunció que se reunirá con los mandatarios de los países que tienen en su territorio parte de la Amazonía, para buscar mecanismos de defensa de la selva.

El presidente brasileño había puesto en duda recibir la ayuda ofrecida por los países del G7 al considerar que afectaba su soberanía. Además, según él, porque el presidente francés, Emmanuel Macron, lo había ofendido al llamarlo mentiroso tras incumplir sus acuerdos ambientales.

Acompañado de Piñera, Bolsonaro sostuvo que la ofensa del mandatario francés había "despertado el sentimiento patriótico del pueblo brasileño y de otros países que son parte de la región amazónica". Para sus defensores, el anuncio es una seña de que el mandatario tiende puentes con sus países vecinos, incluso aceptó la ayuda ofrecida por Chile de cuatro aviones que ayudarían a contener el fuego.

La propuesta de Bolsonaro en medio de las dudas

Pero su giro en el discurso es visto con escepticismo en amplios sectores. Bolsonaro en campaña y en el poder ha puesto distintas trabas a las organizaciones protectoras del medio ambiente en beneficio del sector agroindustrial, que apoyó abiertamente su elección.

Incluso la agencia Reuters denunció que el líder está socavando la agencia encargada de proteger la mayor selva tropical del planeta. Basado en entrevistas con 10 empleados y exempleados, comunicados públicos e internos, la agencia denunció que el mandatario ve como un impedimento para el desarrollo al IBAMA (Instituto Brasileño del Medio Ambiente), la agencia de protección ambiental.

Desde que el mandatario está en el poder este primero de enero, el presupuesto del IBAMA ha sido reducido en un 25%. Y, de acuerdo con la investigación, los fondos para el control y la prevención de los bosques han sido reducidos un 23% por el mandatario.

Como si no fuera suficiente, el nuevo director del IBAMA ha obstaculizado el trabajo de lucha contra la minería y la agricultura ilegal en el Amazonas. Por ejemplo, los oficiales en terreno tienen nuevas restricciones en su habilidad para destruir los equipos que encuentran en las escenas de los crímenes ambientales.

Los empleados de la entidad enviaron una carta al director nombrado por Bolsonaro el pasado 23 de agosto, preocupados por la obstaculización de su trabajo de protección. Y expresando su "inmensa preocupación en cómo las políticas ambientales están siendo llevadas en Brasil". En la carta, firmada por 400 empleados, piden suficiente presupuesto para el trabajo de protección y la autonomía.

Venezuela no está invitada al foro sobre la Amazonía

En ese contexto, sus críticos ven con desconfianza el foro propuesto para mediados de septiembre. Al evento estarían invitados los presidentes de las naciones que comparten soberanía sobre la selva de las amazonas: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam.

El mandatario además dijo que el presidente Nicolás Maduro no estaría invitado al foro. Pero Venezuela tiene más de 120.000 kilómetros de selva amazónica.

Días atrás, el gobierno de Maduro había denunciado ante la comunidad internacional el rechazo de los miembros del Grupo de Lima a su llamado extraordinario para atender la crisis del Amazonas a través de un encuentro urgente de los miembros de la Organización del Tratado de Cooperación Internacional (OTCA).

Entonces, el canciller de Venezuela Jorge Arreaza señaló que la negativa de Brasil era consecuencia de su sesgo "ideológico" y reiteró el llamado.

El presidente de Colombia, Iván Duque, también se sumó a la idea del mandatario brasileño de convocar a un foro para proteger el Amazonas, un foro que para sus opositores ya existe.

La Organización del Tratado de Cooperación Amazónica se firmó en 1978 y contempla distintos mecanismos y compromisos que todas las naciones que comparten la selva deben cumplir. Incluso el expresidente de Colombia, Ernesto Samper (centroizquierda), llamó a realizar lo ya pactado, antes que nuevos foros.

En el marco de esas disputas políticas, la selva tropical más grande del planeta sigue sufriendo los embates de los incendios.

La selva de 6,7 millones de kilómetros cuadrados que aloja la vida de 40.000 especies de plantas y más 400 distintas de mamíferos, vive su peor crisis. Y su recuperación dependerá no solo de un giro en la acción política sino de los efectos crecientes del cambio climático.

Y en medio de los choques políticos, el Amazonas está en riesgo de desaparecer.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.