Saltar al contenido principal

Detener la destrucción del ambiente, el llamado de Greta Thunberg tras llegar a Nueva York

Greta Thunberg saluda desde el yate cero emisiones, al empezar su viaje transatlántico desde Plymouth, Gran Bretaña, el 14 de agosto de 2019.
Greta Thunberg saluda desde el yate cero emisiones, al empezar su viaje transatlántico desde Plymouth, Gran Bretaña, el 14 de agosto de 2019. Henry Nicholls / Reuters

¡Lo logró! Después de un viaje de dos semanas con mares agitados, Greta Thunberg cruzó el Atlántico en un yate cero emisiones. La defensora del clima asistirá a una conferencia sobre el calentamiento global en Nueva York.

Anuncios

Llegó a Nueva York. Greta Thunberg, la joven activista que lucha contra el cambio climático, atracó en tierra estadounidense, donde fue recibida por la ONU con una "flotilla" de 17 embarcaciones, una para cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Con apenas 16 años, la estudiante sueca ha conseguido impulsar un movimiento global para concienciar sobre la emergencia climática actual y este viaje demuestra una vez más su compromiso.

La activista viajó en el Malizia II, un velero cero emisiones

Ha pasado un año desde que Greta Thunberg hizo su primera protesta en el colegio. Desde entonces, se ha dedicado en cuerpo y alma a la causa.
Su discurso la ha llevado ante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2018 (COP24) en Polonia, el Foro Económico Mundial en Suiza y el Comité Económico y Social Europeo en Bruselas.

Siempre moviéndose por suelo, principalmente en tren, para reducir su huella de carbono.

Su presencia a la Cumbre Mundial sobre el Clima en Nueva York tenía que aplicar a la regla. Así, la joven se negó a volar hasta Estados Unidos debido a las emisiones contaminantes que genera este transporte.

Entonces, Pierre Casiraghi, el tercer hijo de la princesa Carolina de Mónaco y Stéfano Casiraghi, le ha ofrecido un barco para cubrir las 3.000 millas náuticas que separan la costa británica de los Estados Unidos. Greta Thunberg abandonó Plymouth, Reino Unido, el 14 de agosto.

Greta Thunberg a bordo del barco de regata Malizia II en el Océano Atlántico, 24 de agosto de 2019. En su Twitter, publicó: 'Día 11. Condiciones muy difíciles y húmedas, al sur de Terranova.'
Greta Thunberg a bordo del barco de regata Malizia II en el Océano Atlántico, 24 de agosto de 2019. En su Twitter, publicó: 'Día 11. Condiciones muy difíciles y húmedas, al sur de Terranova.' Twitter Greta Thunberg

Pero no era cualquier barco. La activista viajó con la Malizia II, un velero alimentado en base a paneles solares y turbinas subacuáticas. La embarcación, originalmente diseñada para competir en regatas, presume de ser un vehículo cero emisiones. Las condiciones a bordo son espartanas, sin ducha ni retrete, y las comidas consisten en alimentos liofilizados.

En la travesía la acompañó su padre, dos marineros profesionales, Boris Herrmann y Pierre Casiraghi, así como el director de fotografía Nathan Grossman, que realiza un documental sobre la lucha de Greta.

"No le estoy diciendo a nadie qué hacer o qué no hacer"

A la joven activista se le preguntó si esperaba que otras personas siguieran su ejemplo, dado que no todo el mundo podía reunir un barco y una tripulación de regata. "No le estoy diciendo a nadie qué hacer o qué no hacer, contestó. "Soy una de las pocas personas en el mundo que puede hacer esto y creo que debería arriesgarme, dijo.

Greta Thunberg tenía previsto atracar el martes 27 de agosto pero su llegada se retrasó debido a las condiciones meteorológicas. Debería asistir a la cumbre de la ONU, pero también a otros foros internacionales como la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático celebrada en Santiago de Chile, además de otros eventos situados en el continente americano.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.