Saltar al contenido principal

Boris Johnson suspenderá el Parlamento británico mientras se agota el plazo del Brexit

El primer ministro británico, Boris Johnson, da una rueda de prensa en el encuentro del G7 el pasado lunes 26 de agosto en Biarritz, Francia
El primer ministro británico, Boris Johnson, da una rueda de prensa en el encuentro del G7 el pasado lunes 26 de agosto en Biarritz, Francia Dylan Martinez / Reuters

La reina Isabel II le dio el visto bueno a la petición de suspender el Parlamento hasta el próximo 14 de octubre, dos semanas antes del plazo límite para el Brexit. Así, Boris Johnson intenta bloquear un divorcio sin acuerdo.

Anuncios

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, sacudió la política británica al anunciar que quiere suspender temporalmente el Parlamento desde la segunda semana de septiembre hasta el 14 de octubre.

La reina, Isabel II aprobó la solicitud del primer ministro y anunció que la suspensión de la cámara legislativa se hará efectiva en una fecha entre el 9 y 12 de septiembre.

Johnson tuvo que pedir la suspensión a la monarca, un trámite que exige el sistema británico. La respuesta pública de Isabel II tardó unas horas en llegar y despertó incertidumbre, pero finalmente la dirigente se mantuvo en su papel neutral habitual, en el que se atiene a lo que pide el primer ministro.

Formalmente, esta interrupción de las sesiones legislativas se da porque el primer ministro fijó para el 14 de octubre el discurso conocido como "Discurso de la Reina", donde los mandatarios tradicionalmente exponen su hoja de ruta política. Normalmente, el legislativo se suspende antes de estos discursos.

Sin embargo, la consecuencia de esta decisión es que los parlamentarios de la oposición tendrán muy poco tiempo para trazar una estrategia legislativa para evitar que el Reino Unido salga de la Unión Europea (UE) sin un acuerdo del Brexit.

El plazo máximo para la salida del país de las estructuras comunitarias está fijado para el 31 de octubre, dos semanas después de que el parlamento británico reanude sus sesiones con este nuevo calendario.

Por su parte, Johnson aseguró que los parlamentarios tendrán tiempo suficiente para debatir el Brexit y negó que su decisión sea una estrategia para apartar el legislativo británico del debate sobre la salida de la UE.

Argumentó que el Discurso de la Reina es necesario para adelantar políticas como "combatir el crimen violento" o "rebajar el costo de vida".

Johnson ha repetido en diversas ocasiones su voluntad de salir del bloque europeo el 31 de octubre así haya o no acuerdo con la UE.

La oposición habla de "amenaza para la democracia"

El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbn, anunció que intentará aprobar alguna iniciativa legislativa durante la próxima semana para bloquear los planes de Johnson. También aseguró que propondrá un voto de no confianza antes de que se cumpla el plazo para el Brexit.

Previamente, Corbyn se había declarado "consternado por la imprudencia" de Johnson y consideró que suspender el Parlamento supone "una amenaza a la democracia" británica.

El laborista, quien aboga por repetir el referendo sobre el Brexit, le recordó al primer ministro que si tiene "tanta confianza en sus planes debería llevárselos a la gente en elecciones generales o en un voto público".

El presidente del Parlamento británico, John Bercow, también respondió con firmeza a la decisión de Johnson y la tachó de "ultraje constitucional". "No importa cómo lo disfrace, es obvio que el propósito de la suspensión es impedir que el Parlamento debata el Brexit y cumpla con su deber de influir en el futuro del país", agregó.

La dirigente del Partido Nacionalista Escocés, Nicola Sturgeon, se añadió a la lista de políticos que rechazan la decisión de Johnson: "A no ser que los parlamentarios se junten para pararle los pies en la próxima semana, este día quedará en la historia como uno de los más oscuros para la democracia del Reino Unido".

El calendario de Johnson: pocos días para debatir

Las sesiones parlamentarias se reanudan la próxima semana, pero se suspenderán a los pocos días hasta el 14 de octubre, cuando el primer ministro tiene planeado dar el discurso. 

Esto significa que los diputados no podrán votar las propuestas que Johnson lance en el discurso hasta el 21 de octubre, solo diez días antes de la salida del Reino Unido de la UE.

Alrededor de 160 parlamentarios habían firmado precisamente una declaración para "hacer todo lo necesario" para evitar que Johnson sorteara el órgano legislativo. Otros grupos de diputados aseguraron que impedirían cualquier plan del primer ministro para salir de la UE sin un acuerdo.

Por lo tanto, a pesar del anuncio de Corbyn, ahora los representantes de la oposición solo tendrán menos de diez días para preparar su estrategia.

Con Reuters, AFP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.