Saltar al contenido principal

Un socialista lanza su candidatura a la presidencia de EEUU

3 min
Anuncios

Washington (AFP)

Jerome Segal admira las opiniones izquierdistas de Bernie Sanders, en liza para ser el contrincante de Donald Trump en 2020, pero este socialista declarado lanzó el miércoles su propia candidatura a la Casa Blanca, llamando a una transformación social completa de Estados Unidos.

En un país de política bipartidista durante más de 200 años, el jefe del nuevo Partido Pan y Rosas reconoció que prácticamente no tiene ninguna posibilidad de victoria.

Pero Segal, que quiere una "enorme redistribución de la riqueza" y una transición a una vida menos competitiva y más significativa, dijo que el éxito sería meter temas de conversación socialistas en la campaña.

"Ofrecemos una reformulación del sueño americano, para tener un ingreso modesto pero seguro, suficiente para satisfacer las necesidades básicas, con más tiempo libre para hacer las cosas que más importan", dijo el candidato de 75 años a periodistas.

El Partido Demócrata se inclinó hacia la izquierda desde la llegada al poder del presidente republicano Donald Trump en 2017.

Si bien algunos de sus principales candidatos, como Sanders y la senadora Elizabeth Warren, ofrecen recetas progresistas como la atención médica universal, Trump y los republicanos insisten en calificar a gran parte de sus adversarios demócratas como "socialistas".

Segal, un profesor de Maryland y activista político que se postuló sin éxito al Senado el año pasado, es uno de los primeros socialistas en buscar la presidencia desde Norman Thomas, que se postuló seis veces bajo la bandera del Partido Socialista a partir de 1928.

Pero Segal dijo que ofrece una forma de socialismo "más ágil y nueva" que, si bien se basa en pilares ideológicos como el empleo garantizado, podría servir como modelo para otros candidatos.

"Creo que tenemos cosas que ofrecer a Bernie (...) cosas que ofrecer a Elizabeth Warren, y cosas que ofrecer a Joe Biden", quien lidera las encuestas de la interna demócrata, dijo.

Segal aseguró que no interferirá con ningún demócrata que pueda ganarle a Trump.

"No vamos a participar en ningún estado en el que las personas que voten por nosotros puedan ayudar a Donald Trump a convertirse en presidente", aseguró a la AFP. Lo que está en juego "es demasiado importante".

Segal prometió no hacer campaña en estados clave como Michigan, Wisconsin o Pensilvania.

La demócrata Hillary Clinton perdió en esos estados, considerados "pendulares" porque no son tradicionalmente demócratas o republicanos, por 80.000 votos en 2016, mientras que los candidatos Gary Johnson, del Partido Libertario, y Jill Stein, del Partido Verde, obtuvieron entre ambos 556.000 votos allí.

Segal también dijo que evitaría hacer campaña en Florida, donde la carrera del 2000 fue decidida por 537 votos a favor del republicano George Bush, después de que el candidato liberal independiente Ralph Nader recibiera casi 100.000 votos en ese estado.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.