Saltar al contenido principal

Las fuerzas del régimen avanzan en Idlib tras fuertes bombardeos (ONG)

Anuncios

Beirut (AFP)

Las fuerzas del régimen sirio apoyadas por Rusia conquistaron el jueves nuevos sectores de la provincia de Idlib, continuando una ofensiva contra yihadistas y rebeldes en el noroeste del país, con ataques aéreos que han matado al menos a 9 civiles según una oenegé.

En dos aldeas de Idlib, siete civiles, incluidos dos niños, murieron por los bombardeos del régimen, mientras que la víspera fueron 12 civiles, contando seis menores, las víctimas de ataques aéreos en la ciudad de Maaret al Nooman, en el sur de la provincia, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

En la noche del miércoles al jueves, los equipos de salvamento de los Cascos Blancos seguían activándose con ayuda de excavadoras y buscar a los supervivientes entre los escombros, según fotógrafos que colaboran con AFP sobre el terreno.

Blancos de polvo o cubiertos de sangre, las víctimas más jóvenes fueron evacuadas en ambulancia por la defensa civil. En el sótano de un hospital, un hombre arrodillado lloraba ante los cuerpos sin vida de cuatro niños: sus tres hijos y su sobrino, que no parecían mayores de cinco años.

Situado en una autopista estratégica que une la capital, Damasco, a la ciudad de Alepo, Maaret al Nooman parece el próximo objetivo de Bashar al Asad.

"Las fuerzas del régimen tratan de extender su control en el sector de Jan Sheijun y continuar su avance hacia el norte en dirección a Maaret al Nooman", precisó el jueves a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Desde finales de abril, los bombardeos de Damasco y de su aliado ruso han matado a más de 950 civiles en la región, según el OSDH. Y más de 400.000 se han visto obligados a huir, según la ONU.

La ofensiva gubernamental se llevó a cabo a pesar de un acuerdo sobre una "zona desmilitarizada" negociado por Rusia y Turquía para separar las fuerzas leales a Al Asad y los insurgentes.

Iniciada en 2011, la guerra en Siria ha causado más de 370.000 muertos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.