Saltar al contenido principal

Nuncio apostólico de Chile, transferido por el Vaticano a Portugal

Anuncios

Ciudad del Vaticano (AFP)

El arzobispo italiano Ivo Scapolo, embajador del Vaticano en Chile --país sacudido por una avalancha de escándalos de abusos sexuales por parte del clero--, ha sido transferido a Portugal, anunció este jueves la Santa Sede en un breve comunicado.

Un viaje del papa Francisco a Chile, en enero de 2018, se había convertido en un fiasco mediático, puesto que dio la impresión de que el pontífice había sido mal informado por su "nuncio apostólico", así como por la alta jerarquía del episcopado católico chileno.

Algunas víctimas de abusos sexuales en Chile se quejaron de la falta de escucha por parte del nuncio italiano, designado a mediados de 2011.

Una de ellas, Juan Carlos Cruz, quien fue recibido por el papa Francisco en el Vaticano, se congratuló este jueves por este traslado en su cuenta en la red social internauta Twitter, afirmando: "es uno de los que han arruinado a la Iglesia en Chile", "¡Uno menos en Chile!".

Durante su viaje el papa se manifestó convencido de la inocencia del obispo Juan Barros, sin embargo, era sospechoso de haber ocultado actos de pederastia por parte del padre Fernando Karadima, y solicitó a las presuntas víctimas pruebas de su culpabilidad; para después disculparse por sus comentarios en el avión de regreso a Italia, y decidir enviar a Chile dos investigadores.

Tras leer las conclusiones de las 2.300 páginas del informe de la investigación, entre los cuales 64 testimonios recogidos en Chile y Estados Unidos, el pontífice finalmente reconoció haber cometido "graves errores" de apreciación y habló de una "falta de información verídica y equilibrada".

El papa había enviado una carta a los 34 obispos chilenos, convocados a Roma en mayo de 2018, quienes después presentaron una renuncia colectiva, un hecho sin precedentes en la historia reciente de la Iglesia católica.

Desde entonces, Francisco aceptó algunas de esas renuncias, incluida la del arzobispo de Santiago de Chile, cardenal Ricardo Ezzati, de 77 años, acusado de encubrir a sacerdotes pederastas, pero también la de su exprotegido, monseñor Juan Barros.

En total, 158 casos de abusos sexuales que involucran a 219 miembros de la Iglesia están siendo investigados en Chile. Entre las 241 víctimas identificadas, 123 eran menores en el momento de los hechos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.