Saltar al contenido principal

Presidenta del jurado de la Mostra di Venezia no asistirá a la proyección de gala de Polanski

Lucrecia Martel, presidenta del jurado del festival de Venezia y Roman Polanski, director de cine.
Lucrecia Martel, presidenta del jurado del festival de Venezia y Roman Polanski, director de cine. France 24

Lucrecia Martel, presidenta del jurado del festival de cine más antiguo del mundo, dijo que no asistirá a la gala de homenaje a Roman Polanski. El director no puede entrar a EE.UU. por las acusaciones de violación a una menor.

Anuncios

Inició oficialmente la edición 76 de la Mostra di Venezia, el festival de cine más antiguo del mundo. Durante el día de apertura, este 28 de agosto, inesperadas fueron las declaraciones de la argentina Lucrecia Martel, presidenta del jurado de este festival. Anunció que no se presentará a la gala en la que se proyectará el más reciente trabajo de director Roman Polaski. El director polaco está implicado en un caso de violación a un menor, por lo que tiene prohibido el ingreso a Estados Unidos.

Roman Polański es un director de cine, productor, guionista y actor polaco​ nacido en Francia. Foto de archivo.
Roman Polański es un director de cine, productor, guionista y actor polaco​ nacido en Francia. Foto de archivo. AFP

Lucrecia informó que no irá a dicho evento el próximo viernes 30 de agosto donde los asistentes podrán ver la película "J'accuse: An Officer and a Spy", esto como un acto de solidaridad con las víctimas de abuso. "No voy a asistir a la gala de Polanski porque represento a muchas mujeres que estamos luchando en la Argentina por cuestiones como ésta. No deseo ponerme de pie y aplaudir", señaló la Martel.

Polanski se ha visto implicado en un escándalo de abuso sexual desde hace varios años, Estados Unidos ha estado detrás de su captura por la violación de una menor en 1977. Razón suficiente por la que Martel se niega a involucrarse en el trabajo del cineasta, confesando que se le ha hecho difícil tomar decisiones sobre su participación como jurado en esta edición.

Sin embargo, la directora del jurado dijo que considera acertada la participación de la película de Polanski, que narra la historia de un oficial francés de origen judío, al que acusaron de entregar documentos secretos a los alemanes. " Es un diálogo que nos debemos y qué mejor lugar que éste para emprender ese camino" explicó Lucrecia, quien asegura que "no separa la obra del hombre" pero que el trabajo de Polanski "merece una oportunidad por las reflexiones que plantea".

Aunque el caso de la violación ha sido cerrado por la misma víctima de Polanski, no por negar los hechos sino porque ella y su familia consideran que ya se ha cumplido con lo que su familia y ella había pedido, Lucrecia asegura que es por solidaridad con las demás mujeres tanto dentro como fuera del mundo cinematográfico que diariamente sufren acoso sexual por parte de altos cargos del gremio. "La presencia de Polanski con noticias del pasado me resultó muy incómoda", dijo la mujer.

Controversia por la escasa presencia de mujeres en la selección oficial

"La presencia femenina es muy inferior a la de los hombres", así lo explicó Martel haciendo referencia a que solo dos mujeres, la saudita Haifaa Al Masour y la australiana Shannon Murphy, están participando frente a 19 realizadores hombres.
Martel demostró no estar de acuerdo con la posición de Alberto Barbera, el director del festival, pues ella dice que lo mejor sería tener cuotas de género para ayudar a corregir el desequilibrio de las directoras asistentes al festival.

Edición 76 del Festival de Cine de Venecia. Ceremonia de apertura. Venecia, Italia 28 de agosto de 2019.
Edición 76 del Festival de Cine de Venecia. Ceremonia de apertura. Venecia, Italia 28 de agosto de 2019. Manuel Silvestri / Reuters

"No me da felicidad, pero no sé de qué otra manera podemos empezar a forzar a esta industria a pensar de otra manera; esto no quiere decir que cualquier película dirigida por una mujer esté haciendo una gran lectura sobre la humanidad, pero es indudable que el cine no está representando la complejidad de la sociedad", agregó.

Barbera por su parte rechazó tajantemente la idea de las cuotas. dijo que esa alternativa sería una ofensiva para los participantes. "Significaría que ese sería el único criterio que debe aplicarse en el proceso de selección, y que la calidad de cada película tendría menos importancia", dijo Barbera quien agregó "Otros criterios, ya sean políticos, sociales, antropológicos o etnológicos, en mi opinión son inaceptables en el proceso de selección, de lo contrario tendríamos que comenzar a tener cuotas para todos los grupos minoritarios".

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.