Saltar al contenido principal

La decisión de Boris Johnson de suspender el Parlamento genera las primeras renuncias

La líder del Partido Conservador escocés, Ruth Davidson, anunció su dimisión, en Edimburgo, Escocia, Reino Unido, el 29 de agosto de 2019.
La líder del Partido Conservador escocés, Ruth Davidson, anunció su dimisión, en Edimburgo, Escocia, Reino Unido, el 29 de agosto de 2019. Russell Cheyne / Reuters

Este 29 de agosto se anunciaron dos dimisiones en las filas del Gobierno británico, y del Partido Conservador, tras el anuncio de Johnson de suspender de forma temporal el Parlamento.

Anuncios

La decisión del primer ministro Boris Johnson de suspender momentáneamente el Parlamento ha generado una tormenta de reacciones y una nueva crisis política en el Reino Unido.

La primera renuncia, tras la polémica medida que iría desde el 10 de septiembre hasta el 14 de octubre, fue la del representante del Gobierno en la Cámara de los Lores, George Young, quien aseguró que se corre con el riesgo de socavar el poder Legislativo en un momento crítico para la historia del país.

"No me han persuadido las razones dadas para esa decisión, que creo que corre el riesgo de minar el papel fundamental del Parlamento en un momento crítico en nuestra historia y refuerza el punto de vista de que el Gobierno podría no tener la confianza de la Cámara para su política de Brexit", escribió Young en su carta de dimisión dirigida al presidente de la Cámara Alta este 29 de agosto.

Posteriormente, llegó la dimisión de la líder del Partido Conservador en Escocia, Ruth Davidson. Las desavenencias entre la hasta ahora líder conservadora en Escocia y el primer ministro británico son conocidas. A él se enfrentó en un debate televisivo en 2016, durante la campaña del referendo sobre el divorcio entre Londres y Bruselas, para defender la permanencia en el bloque comunitario.

"Aunque no he ocultado el conflicto que he sentido por el Brexit, he intentado marcar un curso para nuestro partido que reconozca y respete el resultado del referendo, buscando al mismo tiempo maximizar oportunidades y mitigar riesgos para los sectores y negocios clave en Escocia", señaló Davidson en su carta de dimisión, que publicó en su cuenta de Twitter.

Si bien la líder política también argumentó "motivos personales" para su renuncia, enfatizó en que hubo una falta de respeto en el debate político sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

"El respeto es lo que falta en nuestros debates y sin respeto no se puede comprender y no se puede unir lo que debemos hacer en Escocia y en el Reino Unido", dijo Davidson.

Una moción de censura contra el primer ministro, una opción que se baraja para evitar un Brexit sin acuerdo

Una de ellas es la moción de censura, que de ser aprobada daría paso a la formación de un nuevo gobierno. Este jueves fuentes del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte informaron que un grupo de conservadores les aseguró que tienen "la intención de convocar a elecciones en noviembre".

Archivo-El primer ministro británico, Boris Johnson, habla durante una conferencia de prensa al final de la cumbre del G7 en Biarritz, Francia, el 26 de agosto de 2019.
Archivo-El primer ministro británico, Boris Johnson, habla durante una conferencia de prensa al final de la cumbre del G7 en Biarritz, Francia, el 26 de agosto de 2019. REUTERS/Dylan Martinez

Sin embargo, si la medida busca frenar el silencio en el Parlamento para evitar un Brexit sin acuerdo, el tiempo apremia, pues la Cámara de los Comunes retomará la actividad tras el receso de verano el 3 de septiembre y el propósito de Johnson es cumplir con el Brexit en la fecha fijada: el 31 de octubre de 2019.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, podría presentar una moción de censura contra Johnson, la cual determina si el primer ministro sigue teniendo la confianza del Parlamento para poder gobernar.

En el pasado, Corbyn ya manifestó su intención de liderar un gobierno de unidad nacional con el único objetivo de extender la prórroga del Brexit.

Según la legislación británica, si la moción de censura prospera, se abre un plazo de 14 días para acordar un nuevo gobierno. Pero si pasado ese tiempo no hay un consenso, debe convocarse a nuevas elecciones.

Para que la moción de censura avance será necesario el respaldo de algunos miembros del propio Partido Conservador. Algunos de ellos ya mostraron su oposición a la decisión de suspender el Parlamento.

El conservador Dominic Grieve, quien se opone a un Brexit radical, ha sugerido que él podría estar entre los diputados que votarían contra el primer ministro.

El jefe de la política financiera del Partido Laborista, John McDonnell, advirtió este jueves a Johnson que su agrupación política aún está abierta a pedir un voto de no confianza y que agradecerían la posibilidad de una elección general.

"Permítanme dejarlo absolutamente claro y este es un mensaje personal para Boris Johnson: ¡adelante!", sentenció McDonnell.

¿Una legislación en el Parlamento contra el Brexit?

Otra alternativa para los legisladores que se oponen a las intenciones de Johnson es tramitar una legislación que obligue a su Gobierno a pedir a Bruselas una nueva prórroga para el Brexit o una normativa que bloquee la posibilidad de un divorcio entre Londres y Bruselas, sin que haya un acuerdo de por medio.

Manifestantes a favor y en contra del Brexit protestan en Londres,Reino Unido, el 29 de agosto de 2019.
Manifestantes a favor y en contra del Brexit protestan en Londres,Reino Unido, el 29 de agosto de 2019. REUTERS/Toby Melville

El hecho de que el Parlamento esté cerrado por un periodo de cinco semanas complica ese panorama, pero no lo hace imposible.

La ministra de negocios británica, Andrea Leadsom, dijo que el Gobierno espera poder debatir sobre el Brexit una vez acabe la suspensión del Parlamento el 14 de octubre.

"Podemos poner en marcha nuestro nuevo programa nacional, al tiempo que nos aseguramos de que todavía haya tiempo de sobra para debatir el Brexit después de que regresemos y, de hecho, esperamos poder debatir un nuevo proyecto de ley sobre el acuerdo de retiro", afirmó Leadsom.

Por su parte, Corbyn dijo que los legisladores tratarían de detener el prolongado cierre del Parlamento en los días que quedan entre el 3 de septiembre, regreso del receso de verano, y el 10 de septiembre, cuando está previsto que comience la suspensión del legislativo.

"Lo que vamos a hacer es tratar de detenerlo políticamente el martes (a Johnson) con un proceso parlamentario para legislar, para evitar un Brexit sin acuerdo y también para tratar de evitar que cierre el parlamento en este período absolutamente crucial", aseveró Corbyn a un grupo de periodistas.

Johnson no cuenta con una mayoría contundente en el legislativo, sino de solo un escaño, por lo que una pequeña oposición en las filas de su propio partido lo pondría en la cuerda floja.

El Parlamento generalmente entra en receso alrededor de la temporada anual de conferencias del partido, que comienza el 14 de septiembre y termina el 2 de octubre, o cada vez que surge un nuevo gobierno.

Pero la razón por la que esta medida está causando indignación ahora es porque está reduciendo la cantidad de días disponibles para que el legislativo pueda detener un 'no acuerdo'.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.