Saltar al contenido principal

Los 15 migrantes del Open Arms admitidos por España desembarcaron en Cádiz

El buque militar español Audaz, con 15 migrantes del Open Arms, luego de un enfrentamiento prolongado entre las autoridades italianas y el bote de rescate privado registrado en España, llega a un puerto en San Roque, cerca de Algeciras, España, el 30 de agosto de 2019.
El buque militar español Audaz, con 15 migrantes del Open Arms, luego de un enfrentamiento prolongado entre las autoridades italianas y el bote de rescate privado registrado en España, llega a un puerto en San Roque, cerca de Algeciras, España, el 30 de agosto de 2019. Jon Nazca / Reuters

Se trata de un grupo de 15 de las más de 100 personas rescatadas en el Mediterráneo por el Open Arms y que por tres semanas fueron centro de una tensión con Italia.

Anuncios

Es el fin de una travesía por el Mediterráneo para quienes salieron de África huyendo de la violencia y de la extrema pobreza.

El buque Audaz, de la Armada española, atracó este 30 de agosto en el puerto de San Roque, Cádiz. 14 hombres y una mujer fueron recibidos por un dispositivo de la Cruz Roja para hacerles una revisión médica, antes de ser puestos a disposición de la policía.

Madrid envió a su barco el pasado 20 de agosto a Lampedusa, Italia, donde se encontraban, para recoger a los migrantes, después de que cinco países de la Unión Europea acordaran recibirlos: España, Luxemburgo, Francia, Alemania y Portugal.

El acuerdo entre estas naciones se produjo en medio de un enfrentamiento prolongado entre la ONG humanitaria Open Arms, que los rescató en el Mediterráneo y las autoridades italianas, que se negaron por varios días a que el barco atracara en medio de una retórica antiinmigrante.

Fueron cerca de tres semanas de conflicto. El ministro del interior de Italia, Matteo Salvini, que mantiene una fuerte oposición a la inmigración irregular y a las ONG que salvan a quienes viajan en embarcaciones precarias en el Mediterráneo, se negó a cumplir con la orden de una corte de Roma que autorizaba que el buque entrara a aguas italianas.

Un migrante abandona el buque militar español 'Audaz', y desembarca en un puerto en San Roque, cerca de Algeciras, España, el 30 de agosto. 2019.
Un migrante abandona el buque militar español 'Audaz', y desembarca en un puerto en San Roque, cerca de Algeciras, España, el 30 de agosto. 2019. REUTERS/Jon Nazca

El barco permaneció por cerca de 20 días en alta mar, frente a las costas de Lampedusa, sin poder desembarcar y fue entonces cuando la ONG a cargo hizo un llamado ante la escasez de recursos, como alimentos, y posibles brotes de violencia a bordo. Algunos de los migrantes, incluso, se lanzaron al mar en un intento desesperado por llegar a tierra.

Fue hasta el pasado 20 de agosto cuando los migrantes finalmente pudieron desembarcar en Lampedusa. La fiscalía italiana ordenó la incautación temporal del barco de la ONG y el desembarco en la isla de las personas que seguían a bordo.

Según información entregada por el Gobierno de España, está previsto que a los migrantes se les otorguen permisos provisionales de residencia hasta que sus solicitudes de asilo sean resueltas.

Más de 150 migrantes entran a la fuerza a España

Mientras tanto, este viernes 30 de agosto en el enclave de la ciudad española de Ceuta, en el estrecho de Gibraltar, alrededor de 150 personas provenientes del norte de África entraron a España al saltar de manera masiva la valla fronteriza que la separa de Marruecos.

Hombres africanos intentan cruzar una valla en el enclave de Ceuta, España, frontera con en el norte de África, el 30 de agosto de 2019, después de que otro grupo de alrededor de 150 migrantes pasara a la fuerza.
Hombres africanos intentan cruzar una valla en el enclave de Ceuta, España, frontera con en el norte de África, el 30 de agosto de 2019, después de que otro grupo de alrededor de 150 migrantes pasara a la fuerza. REUTERS/Stringer

Ni las fuerzas de seguridad españolas ni las marroquíes pudieron controlar la situación. 11 agentes resultaron heridos de forma leve y fueron trasladados al Hospital Universitario de Ceuta.

Según datos del Ministerio del Interior de España, entre enero de 2019 y mediados de agosto del mismo año, 18.018 inmigrantes ingresaron a España de manera irregular. Sin embargo, se trata de 11.523 menos que en 2018, lo que muestra hasta ahora un descenso del 39 %.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.