Saltar al contenido principal

Australia degrada a "muy malas" las perspectivas para la Gran Barrera de Coral

Anuncios

Sídney (AFP)

Australia volvió a degradar las perspectivas para la Gran Barrera de Coral, considerándolas ahora como "muy malas" debido al impacto cada vez más grave del calentamiento global sobre este ecosistema único.

En su informe quinquenal, la Autoridad del Parque Marino de la Gran Barrera de Coral cita el aumento de la temperatura del océano como la amenaza más grave para este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad.

"El grave impacto de las temperaturas récord en la superficie del agua hace que el estado del hábitat del arrecife haya pasado de malo a muy malo", precisa la Autoridad, que es una agencia gubernamental.

"El cambio climático se intensifica y es la amenaza más grave para las perspectivas a largo plazo de la región", continúa.

"Una acción mundial de envergadura para responder al cambio climático es capital para ralentizar la degradación del ecosistema y el valor patrimonial del arrecife y ayudar a su restablecimiento", insistió.

Inscrita en el Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1981, la Gran Barrera de Coral se extiende sobre unos 2.300 kilómetros a lo largo de la costa noreste de Australia y constituye el conjunto de coral más vasto del mundo.

La agencia precisa que el sitio se enfrenta a amenazas "múltiples, que aumentan y se agravan", citando en especial a los derramamientos agrícolas y a los estragos causados por el acantáster púrpura, una estrella de mar devoradora de coral que proliferó debido a la contaminación.

La Autoridad explica que este empeoramiento de las perspectivas para la Gran Barrera refleja el deterioro desde 2014 de más porciones de todo el conjunto, que sufrió en 2016 y en 2017 dos episodios de blanqueamiento de sus corales sin precedente, un fenómeno debido al calentamiento del planeta.

- "Ventana de oportunidad" para actuar -

"Actualmente estamos ante una ventana de oportunidad para permitir una mejora a largo plazo de la Gran Barrera", indica la agencia.

El gobierno conservador australiano es desde hace años el blanco de las críticas de las oenegés por su inacción en la lucha contra el cambio climático, debido a que da prioridad a su sector minero y a las exportaciones de estos recursos fósiles, la base del éxito económico australiano.

La publicación del informe de la Autoridad intervino el mismo día en el que el gobierno dio nuevas cifras que muestran que las emisiones australianas de gases de efecto invernadero continuaron aumentando en el primer semestre, una tendencia que dura cuarenta años.

El gobierno dijo que se ciñe a los objetivos fijados por los protocolos internacionales, especialmente del Acuerdo de París, y avanza que la totalidad de las emisiones es inferior a numerosos países industrializados.

La ONU pidió recibir una copia del informe antes de diciembre, que será tomada en cuenta por la Unesco cuando esta decida en 2020 mantener o no a la Gran Barrera de Coral en su lista del Patrimonio Mundial.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.