Saltar al contenido principal

Trump cancela su viaje a Polonia ante la llegada de Dorian a la costa este

Imagen de una estantería vacía en un supermercado de Kissimmee, en Florida. 29 de agosto de 2019.
Imagen de una estantería vacía en un supermercado de Kissimmee, en Florida. 29 de agosto de 2019. Gregg Newton / Reuters

Se espera que el huracán toque tierra en Estados Unidos el lunes como categoría cuatro. El mandatario advirtió que la tormenta podría ser “muy grande” y decidió permanecer en el país para hacer frente a lo que pueda venir.

Anuncios

Dorian amenaza con arruinar el puente festivo del Día del Trabajo en parte de la costa sureste de Estados Unidos, una fecha marcada en el calendario para compartir con la familia en la Unión Americana. Este fenómeno atmosférico avanzaba el jueves por la tarde como un huracán de categoría 1 con vientos de 137 kilómetros por hora al este de las Bahamas.

Son datos del Centro Nacional de Huracanes, que prevé que Dorian toque suelo estadounidense como un huracán de categoría 4 (la segunda más fuerte en la escala Saffir-Simpson), con vientos de más de 200 km/h.

Ante ese escenario el presidente Donald Trump decidió cambiar sus planes y canceló su viaje a Polonia a donde tenía previsto asistir a una conmemoración de la Segunda Guerra Mundial.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, da un discurso en la Casa Blanca. 29 de agosto de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, da un discurso en la Casa Blanca. 29 de agosto de 2019. Kevin Lamarque / Reuters

“Parece que la tormenta podría ser muy, pero muy grande”, expresó el mandatario desde la Casa Blanca. Trump permanecerá para asegurar que haya una adecuada distribución de los fondos federales y enviará a su vicepresidente Mike Pence a Europa. “Nuestra más alta prioridad es la prevención y la seguridad de nuestro pueblo en el camino de la tormenta”, declaró.

Por su parte, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró la emergencia en todos los 67 condados del estado, mientras que el gobernador de Georgia adoptó la misma medida para 12 de los 159 condados.

Sacos de arena, tablas y recaudo de víveres en Florida

En Miami, los estantes de comida en lata y agua empezaban a escasear. Aquí la gente ya sabe lo que es estar bajo el azote de un huracán y ninguna precaución sobra. “Te estresan y después capaz que no pasa nada, pero yo soy muy obediente”, cuenta Magdalena, una residente argentina. “Si me dicen que vaya a comprar agua, yo voy, yo compro todo”.

Home Depot, una conocida cadena de suministros para la construcción, ya registraba escasez en sus tablones. “La gente ya tiene experiencia, son de Florida, no se arriesgan”, afirmaba un vendedor.

En el condado de St. Johns más de uno tuvo que tomar la pala para rellenar sacos de arena, bajo el sol que aún se veía este jueves. Mientras que la Guardia Costera pidió a las embarcaciones del sur de Florida que abandonaran los puertos.

Florida vivió el año pasado el paso del huracán Michael que tocó tierra como categoría 5 y en 2017 fue Irma quien golpeó el sur del estado como categoría 4, dejando graves destrozos.

Puerto Rico se libra del paso de Dorian

La posibilidad de que la tormenta pasara por Puerto Rico había puesto a la isla en alerta después de los destrozos del huracán María en 2017. Este territorio aún intenta recuperarse de las consecuencias de la devastación que dejó este fenómeno atmosférico que se cobró cerca de 3.000 vidas.

Era la primera gran prueba de Puerto Rico desde ese horror, pero finalmente Dorian no dejó daños en la isla, en donde si se mantiene la tormenta política.

Ante la llegada de Dorian el presidente Trump había declarado el estado de emergencia, pero manifestando que era “uno de los lugares más corruptos en el mundo”.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yullín Cruz, le contestó a través de Twitter diciendo que con el desplazamiento de Dorian hacia la Florida esperaba que “Trump dejara a un lado su prejuicio y racismo y llevara la respuesta federal a la eficiencia”.

Con AFP y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.