Saltar al contenido principal

Cesan ataques aéreos y combates en Siria tras inicio de alto el fuego

Anuncios

Beirut (AFP)

Los bombardeos aéreos en Idlib, provincia del noroeste de Siria bajo control rebelde y yihadista, cesaron este sábado después de un alto el fuego anunciado por Rusia, aliado del presidente sirio Bashar al Asad, afirmó una ONG.

"No hay aviones de guerra en el cielo y los ataques aéreos cesaron", declaró Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

También cesaron los enfrentamientos terrestres entre el ejército sirio y los insurgentes en la parte sur de Idlib después del inicio del alto el fuego unilateral hacia las 6H00 (03H00 GMT), indicó la fuente.

En cambio continúan los disparos de artillería, agregó.

El viernes el ejército ruso anunció un alto el fuego unilateral del ejército sirio a partir de la madrugada del sábado.

Se llegó a un acuerdo para "un alto el fuego unilateral de las fuerzas gubernamentales sirias a partir de las 06H00 del 31 de agosto", anunció en un comunicado el Centro Ruso para la Reconciliación en Siria.

"El Centro Ruso para la Reconciliación pide a los comandantes de los grupos armados que renuncien a las provocaciones y se unan al proceso de solución pacífica en las zonas que controlan", añadió.

Tras varios meses de intensos bombardeos de la aviación rusa y siria, las fuerzas de Bashar al Asad iniciaron el 8 de agosto una ofensiva terrestre en Idlib, controlada por el grupo yihadista Hayat Tahrir Al Sham (HTS, la exrama siria de Al Qaida).

El jueves, el ejército sirio conquistó nuevos territorios de esta región, tras haberse hecho con el control de la ciudad estratégica de Jan Sheijun, en el sur de Idlib.

La provincia de Idlib está supuestamente protegida por un acuerdo sobre una "zona desmilitarizada", concluido en septiembre de 2018 entre Turquía y Rusia, para separar las áreas gubernamentales de los territorios en manos de yihadistas e insurgentes, pero este pacto no impidió la ofensiva de Damasco.

Se trata del último esfuerzo de Rusia para evitar lo que la ONU describe como una de las peores "pesadillas" humanitarias del conflicto.

Desde finales de abril, los bombardeos de la aviación siria y rusa causaron la muerte de unos 900 civiles en Idlib, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Los bombardeos generaron además 400.000 desplazados, según datos de la ONU.

Desde su inicio en 2011, la guerra en Siria provocó más de 370.000 muertos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.