Saltar al contenido principal
Economía

Gobierno aumenta el salario en medio de calificaciones negativas y protestas

Dos nuevas calificadoras de riesgo rebajaron la nota de Argentina luego que el país decidiera de manera unilateral extender los plazos de vencimiento de sus obligaciones. La situación se presenta en medio de una serie de protestas por parte de los trabajadores que no respaldaron la iniciativa gubernamental de elevar el salario un 35%. El dólar volvió a subir y cerró por encima de 62 pesos por unidad durante la jornada.

Anuncios

En medio de protestas sindicales el Gobierno argentino anunció un incremento en el salario mínimo de la nación de 35% el cual, según lo explicado por el ministro de Producción y Trabajo Dante Sica, llegaría en tres partes durante los meses de agosto (13%), septiembre (12%) y octubre (10%).

En síntesis, el salario argentino pasará de 12.500 a 16.875 pesos argentinos el equivalente a unos 270 dólares. La medida no fue bien recibida por los representantes sindicales que calificaron la misma como insuficiente.

"Se trata del salario mínimo. Tenemos muy claro que nadie debería recibir un salario por debajo del umbral de la pobreza. Hoy, proponemos a quien quiera escucharnos que el salario mínimo no debe ser inferior a 32,000 pesos”, dijo Ricardo Peidro, secretario general del sindicato de trabajadores argentinos.

En otro orden de ideas, la calificadora de riesgo Standard & Poor´s confirmó el 30 de agosto que removió a la nación desde la calificación de ‘default selectivo’ hasta CCC, luego que la administración de Macri anunciara un nuevo cronograma de pagos.

No obstante, otras dos calificadoras como Fitch y Moody's rebajaron la nota para la nación sudamericana. La primera de ellas ubicó al país en ‘default restringido’ mientras que la segunda la degradó a CAA2 y no descarta un nuevo recorte.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.