Saltar al contenido principal

Hong Kong desafía la prohibición de las marchas y protesta frente al Gobierno chino

Un manifestante lanza un coctel molotov en los enfrentamientos con la policía de Hong Kong durante las protestas del 31 de agosto de 2019
Un manifestante lanza un coctel molotov en los enfrentamientos con la policía de Hong Kong durante las protestas del 31 de agosto de 2019 Tyrone Siu / Reuters

Las autoridades no dieron permiso para la marcha de este sábado 31 de agosto, que terminó con enfrentamientos con la policía. Sin embargo, decenas de miles de personas protestaron frente a la sede del Gobierno chino en Hong Kong.

Anuncios

Nada parece hacer mella en los ciudadanos de Hong Kong que protestan contra el Gobierno regional y chino desde hace tres meses. Este sábado 31 de agosto, las autoridades prohibieron la marcha convocada por el Frente Civil de Derechos Humanos alegando los episodios de violencia vividos en las protestas anteriores. Sin embargo, decenas de miles de personas salieron a las calles.

A pesar de que el Frente Civil desconvocó la manifestación por motivos de seguridad, varias iniciativas se difundieron a través de las redes sociales para esquivar la prohibición de las autoridades, como realizar una vigilia cristiana, ya que las manifestaciones religiosas no necesitan permiso del Gobierno para realizarse.

Pero más allá de las estrategias de los manifestantes, las marchas terminaron de nuevo con enfrentamientos con la policía frente a la Oficina de Enlace, la sede del Gobierno chino en la región semiautónoma de Hong Kong.

Un policía sostiene una pistola de gas lacrimógeno durante las protestas en Hong Kong este 31 de agosto de 2019
Un policía sostiene una pistola de gas lacrimógeno durante las protestas en Hong Kong este 31 de agosto de 2019 Kai Pfaffenbach / Reuters

Por primera vez desde que las protestas empezaron, hace tres meses, la policía usó cañones de agua para dispersar a los manifestantes, además de emplear gas lacrimógeno. Desde las protestas, algunas personas lanzaron ladrillos y se tiró un coctel molotov contra la Oficina de Enlace. Además, trataron de romper las barreras que protegían edificios estatales, como el Parlamento.

Los enfrentamientos también se dieron en las calles alrededor de la Oficina, donde un fuerte operativo de policía antidisturbios persiguió a los manifestantes y arrestó a varios.

Protestas en el quinto aniversario de la Revolución de los Paraguas

La marcha de este 31 de agosto tiene especial significado al coincidir con el quinto aniversario de la decisión de las autoridades chinas de no permitir el sufragio universal y libre para elegir al jefe del Gobierno hongkonés. Esa decisión despertó la llamada Revolución de los Paraguas, antecedente de las marchas actuales.

También fue significativa la aparición del secretario general de la organización prodemocrática Demosisto, Joshua Wong, quien es una de las caras visibles de las protestas actuales y lideró la Revolución de los Paraguas. En las marchas de hoy, Wong escribió lo siguiente en Twitter: "El presidente y Carrie Lam se quedan detrás del cañón de agua y rechazan escuchar la voz de la gente. Todos sabemos que esta no es la salida".

Wong, junto con otros activistas, fue arrestado el pasado viernes junto con otros líderes de las marchas por “incitar y participar en asambleas sin autorización” en las inmediaciones de oficinas de policía.

Sin embargo, Wong y los demás activistas fueron puestos en libertad condicional.

La tensión con China aumenta tras tres meses de protestas.

Esta nueva oleada de protestas ya supera en duración la Revolución de los Paraguas. Empezó para oponerse a una propuesta de ley que permitiría extraditar desde territorio hongkonés a personas perseguidas por motivos políticos en China.

Algunos manifestantes incendiaron las barricadas que protegían los edificios gubernamentales durante las protestas del 31 de agosto de 2019
Algunos manifestantes incendiaron las barricadas que protegían los edificios gubernamentales durante las protestas del 31 de agosto de 2019 Anushree Fadnavis / Reuters

A pesar de que la propuesta de ley fue suspendida por la gobernadora Carrie Lam, las manifestaciones siguieron para reclamar más autonomía de Hong Kong respecto a China. Además, muchos reclamaron la dimisión de Lam, quien aún sigue en el cargo. La ciudad tiene la regla “un país, dos sistemas” que permite que Hong Kong se rija por reglas más flexibles que el resto del país.

Sin embargo, a medida que las protestas fueron en aumento también creció la tensión con el gobierno central. Estas manifestaciones son el principal reto que afronta el presidente chino, Xi Jinping, por parte de la sociedad civil.

En las últimas semanas, las autoridades chinas recordaron que el Gobierno central deberá intervenir en Hong Kong si siguen las protestas. De hecho, esta semana se llevó a cabo la rotación anual de efectivos en los cuarteles del Ejército chino en Hong Kong. Muchos lo analizaron como una advertencia a los manifestantes.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.