Saltar al contenido principal

Confusión sobre sospechoso y sus motivaciones del ataque en Lyon, Francia

Anuncios

Lyon (AFP)

Los investigadores franceses intentaban el domingo entender la personalidad y las motivaciones del hombre que presenta "un estado psicótico" y mató la víspera con un arma blanca a un joven e hirió a otras ocho personas cerca de Lyon.

"Se trataría de un hombre de nacionalidad afgana, conocido bajo dos identidades diferentes", quien dio "tres fechas de nacimiento diferentes", llegado una primera vez a Francia en 2009, donde reside de nuevo desde 2016, señaló este domingo el fiscal de Lyon, Nicolas Jacquet, en una rueda de prensa.

Entre tanto, fue "localizado" en Italia, Alemania, y después en Noruega.

Este presunto afgano, que contaba con un permiso de residencia temporal, sembró el terror en Villeurbanne, comuna limítrofe con Lyon, provocando un muerto, un joven de 19 años, y ocho heridos.

Las dos personas heridas de mayor gravedad se encontraban fuera de peligro este domingo. Los otros seis fueron dados de alta.

Jacquet confirmó que la hipótesis terrorista parecía descartada: "Debido a la personalidad del sospechoso y en ausencia de elementos que permitan vincular directamente su paso al acto con una acción terrorista", la fiscalía nacional antiterrorista no está implicada "en este momento".

- 'Estado piscótico' -

Detenido rápidamente, gracias a testigos cuya "acción valerosa" fue aplaudida por el fiscal, el hombre que había consumido una gran cantidad de cannabis, dijo "no tener recuerdos precisos" de los hechos pero los reconoció "parcialmente".

También afirmó que había "oído voces insultar a Dios, dándole la orden de matar", hablando también de venganza y de un hombre al que habría reconocido, el cual lo habría perjudicado en Inglaterra, relató el fiscal, que dio cuenta de comentarios "incoherentes y confusos".

El sospechoso, que no tenía antecedentes psiquiátricos conocidos, fue examinado este domingo y los médicos diagnosticaron "un estado psicótico invasivo con delirios paranoides" vinculados en especial a temas como la religión.

Armado con un cuchillo y un pincho de cocina, atacó aleatoriamente a viandantes en una explanada muy concurrida en una boca de metro, donde el domingo aún se veían restos de manchas de sangre y una cinta amarilla de la policía en el suelo. Igualmente los vecinos depositaron flores alrededor del lugar del drama.

El sospechoso fue acorralado por varios testigos, que lo instaron a arrojar sus armas.

En un video difundido en las redes sociales y en varias cadenas de televisión, se ve a un hombre moreno de piel, de barba corta oscura bien tallada, vestido con sudadera de capucha negra y zapatillas deportivas rojas, y con un cuchillo y un pincho en una mano discutiendo con hombres, antes de arrojar sus armas y acuclillarse.

- Airadas reacciones políticas -

Los representantes locales llamaron a la prudencia en cuanto a las motivaciones todavía desconocidas del sospechoso.

Pero la nacionalidad del presunto autor provocó airadas reacciones, tanto de la derecha como de la extrema derecha del tablero político.

"¡La ingenuidad y el laxismo de nuestra política migratoria amenazan gravemente la seguridad de los franceses!", exclamó la presidenta de Agrupación Nacional (extrema derecha) Marine Le Pen, en la red Twitter.

"Harto de mostrar misericordia con los 'locos' que se parecen mucho a terroristas. ¡Que Francia pida a la justicia afgana solucionar ella misma el caso de su ciudadano!", estimaba por su parte Julien Aubert, candidato a la presidencia del partido Los Republicanos (derecha).

"Los comentarios políticos de un cierto número de líderes de la oposición que he oído me repugnan", reaccionó Gilles Le Gendre, jefe de filas de los diputados de la mayoría presidencial.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.