Saltar al contenido principal

El poderoso huracán Dorian de categoría cinco golpea a las Bahamas con toda su furia

El huracán Dorian se ve desde la Estación Espacial Internacional el 1 de septiembre de 2019 en una imagen fija obtenida de un video.
El huracán Dorian se ve desde la Estación Espacial Internacional el 1 de septiembre de 2019 en una imagen fija obtenida de un video. NASA / vía Reuters

Transformado en un "catastrófico" huracán de categoría cinco, Dorian golpeó con fuerza las islas Ábaco, un pequeño grupo de cayos al noroeste del archipiélago de las Bahamas.

Anuncios

El poderoso Dorian tocó tierra este domingo 1 de septiembre en Cayo Elbow, en las islas Ábaco, con devastadores vientos de 295 kilómetros por hora y ráfagas de casi 350 kilómetros por hora, causando serios daños a su paso en este territorio que acoge a unos 15.000 habitantes, muchos de los cuales ya habían desalojado la zona.

El Gobierno de Bahamas todavía no ha ofrecido un balance sobre el paso del huracán que se dirige hacia Grand Bahama, la isla más al norte del archipiélago, ubicada a unos 297 kilómetros al este de West Palm Beach, Florida, según información del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Dorian, que ya alcanzó la categoría cinco, la máxima en la escala Saffir-Simpson, fue catálogada por el CNH, como un fenómeno "catastrófico" con unos altos niveles de destrucción.

Además de la isla de Ábaco, se verá gravemente afectada Gran Bahama. La marejada ciclónica, es decir, el aumento del nivel del mar como consecuencia del huracán, será "potencialmente mortal", según el CNH. Además, la acumulación de agua por la lluvia podría alcanzar los 76 centímetros en los casos más graves.

El primer ministro de las Bahamas, Hubert Minnis, pidió a los residentes de Gran Bahama que no cometan el mismo error de los habitantes de Ábaco que no acataron las recomendaciones de abandonar la isla y que fue arrasada por el huracán.

"Este es el más triste y el peor día de mi vida para dirigirme a los bahameños. Parte de las islas Ábaco ya está bajo el agua y en algunas áreas no se puede notar la difenrecia entre el inicio de las calles y el inicio del océano", puntualizó el funcionario.

Según las cifras oficiales, las tormentas amenazan a 73.000 personas y 21.000 casas.

Tanto Ábaco como Gran Bahama son los principales polos de atracción turística en el archipiélago. Sin embargo, las autoridades evacuaron la mayoría de los visitantes antes del viernes, el día que cerró el aeropuerto principal.

Estados Unidos se prepara para Dorian

Los pronósticos prevén que el huracán cambie su rumbo antes de llegar al estado de Florida, en el literal estadounidense. Por ese giro, Dorian costeará el país a través de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte.

En Florida, las autoridades ya lanzaron la alerta por tormenta tropical por la cercanía de Dorian, que solo se acrecentará en los próximos días. "No sabemos lo que viene", aseguró este domingo el presidente Donald Trump refiriendose a Dorian y aseguró que su Gobierno trabajaría "duro para minimizar cualquier efecto de lo que nos sobreviene".

A pesar de que el huracán podría evitar la colisión directa con Estados Unidos, las orillas del país norteamericano sentirán igualmente el impacto de vientos a altas velocidades y del intenso oleaje.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció la suspensión de algunos peajes de varias carreteras y vías principales de ese Estado como Florida Turnpike, Alligator Alley, SR 528 y SR 417, Sawgrass Expresssway y advirtió que "el peligro aún no ha pasado" para la península estadounidense. Ademas recordó que el "margen de incertidumbre" de las predicciones incluye "muchas áreas en la orilla este de Florida e incluso en el centro y el norte de Florida", por lo que aseguró seguir "preparado".

En un mensaje de Twitter, también anunció la reciente "orden de evacuación obligatoria" para las "zonas costeras del condado de Palm Beach y el condado Martin". "Si vive en estas áreas, siga las advertencias y escuche a sus autoridades. Es un huracán peligroso. Su seguridad es primordial", advirtió a los residentes.

Por su parte, el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, también emitió orden de evacuación obligatoria para la zona costera del estado "a partir del mediodía del lunes, 2 de septiembre". Asimismo, indicó que las oficinas gubernamentales y colegios de varios condados estarán cerrados desde el martes hasta nuevo aviso.

El Caribe, cada vez más sacudido por los huracanes

El Caribe está cada vez más acostumbrado a las devastadoras consecuencias de los huracanes. En Puerto Rico, donde el recuerdo del huracán María aún está vivo, cancelaron varios vuelos el pasado viernes como medida de precaución.

En el cayo de Gran Guana, cerca de la costa de Ábaco, en las Bahamas, algunos residentes como Tom Creenan decidieron no evacuar su hogar, a pesar de que el nivel del mar ya subió, por conocer cómo es sobrevivir a un huracán. Creenan, quien aseguró que "no tiene donde ir", recuerda que vivía en Florida cuando el huracán Andrew, otra tormenta de fuerza 5, destrozó algunas ciudades costeras.

En Bahamas, así como en otros países caribeños, se establecen regulaciones para construir las casas y facilitar sobrevivir a los huracanes que azotan la región cada vez con más frecuencia. Sin embargo, estas regulaciones no son tan fáciles de cumplir para los sectores pobres de la población, quienes viven menos protegidos y suelen llevarse la peor parte en estos desastres naturales.

Con EFE, AP y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.