Saltar al contenido principal

La oposición rusa retó la prohibición de las autoridades y marchó contra la “represión política”

Participantes de una manifestación en apoyo a los candidatos de la oposición para las elecciones de la Duma de la capital rusa, en Moscú, Rusia, el 31 de agosto de 2019.
Participantes de una manifestación en apoyo a los candidatos de la oposición para las elecciones de la Duma de la capital rusa, en Moscú, Rusia, el 31 de agosto de 2019. Sergei Ilnitsky EFE/EPA

Salieron por cientos este sábado en el centro de Moscú para exigir la liberación de sus compañeros recién detenidos y la celebración de elecciones municipales libres el próximo 8 de septiembre.

Anuncios

Fue la última acción de un importante movimiento de protesta que sacude la capital rusa, una semana antes de las controvertidas elecciones locales. Cientos de manifestantes, sin importar la interdicción del Gobierno local, marcharon en silencio este sábado 31 de agosto en Moscú, para protestar contra la "represión política".

Desde julio se han realizado manifestaciones casi todos los fines de semana para protestar por la exclusión de varios candidatos de la oposición, de las elecciones del Parlamento de la ciudad, programadas para el 8 de septiembre. Sin autorización, la mayoría de estas movilizaciones fueron severamente reprimidas por la policía.

La marcha de este sábado, llamada por el principal oponente del Kremlin, Alexei Navalny, recientemente liberado de prisión y ausente de esta movilización, se llevó a cabo sin ningún enfrentamiento con las autoridades. La policía, que estuvo masivamente presente, no detuvo manifestantes esta vez.

"¡Esta ciudad es nuestra!"

El desfile, en el que participaron unas 750 personas según la policía, cruzó grandes bulevares del centro. Los manifestantes sostuvieron pancartas pidiendo la liberación de los "prisioneros políticos" arrestados en acciones anteriores y gritaron "¡Esta ciudad es nuestra!"

Presente en la marcha, la oponente Lioubov Sobol, aliada de Alexei Navalny, aseguró que "luchará hasta el final" para lograr la derrota de los candidatos del poder en las elecciones.

"Quiero que se respeten los derechos de los moscovitas", dijo la joven abogada, que fue rociada con barro el jueves cerca de su casa.

El movimiento de protesta, el más grande desde el regreso de Vladimir Putin al Kremlin, en 2012, ha resultado en casi 2.700 arrestos y en la apertura de varios juicios por "disturbios masivos" y "violencia contra el orden".

Una votación que vislumbra ser difícil para los candidatos del poder

La mayoría de los líderes de la oposición han atravesado breves condenas de prisión por sus llamados a protestar, como Ilya Yashin, encarcelado por quinta vez consecutiva el miércoles.

El movimiento de protesta comenzó después del rechazo, oficialmente por fallas formales, del registro de unos 60 candidatos independientes para la elección al Parlamento de Moscú. Encargado de gestionar el importante presupuesto de la capital, este organismo está actualmente compuesto por seguidores del alcalde pro-Kremlin Sergei Sobyanin.

Esta elección, y las otras elecciones regionales y locales que se celebrarán al mismo tiempo, serán difíciles para los candidatos oficialistas, en un contexto de creciente descontento social y estancamiento económico.

Con AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.