Saltar al contenido principal

Argentina impone controles a la compra de divisas y transferencias al exterior

Archivo-Un hombre pasa junto a un tablero electrónico que muestra los tipos de cambio de divisas, en Buenos Aires, Argentina, el 20 de agosto de 2019.
Archivo-Un hombre pasa junto a un tablero electrónico que muestra los tipos de cambio de divisas, en Buenos Aires, Argentina, el 20 de agosto de 2019. REUTERS/Agustin Marcarian

Las restricciones, según el Gobierno del presidente Mauricio Macri, buscan frenar la escalada del precio del dólar y la fuga de divisas, tras tres semanas de severas turbulencias financieras.

Anuncios

Macri aplica las medidas que prometió para controlar el declive en los mercados, registrado tras el triunfo de la oposición peronista en las elecciones primarias, como antesala a los comicios presidenciales de este 27 de octubre.

Este 1 de septiembre, el ejecutivo declaró por decreto que los exportadores de bienes y servicios deberán ingresar al país las divisas obtenidas y/o negociarlas en el mercado de cambios “en las condiciones y plazos que establezca el Banco Central de la República Argentina”.

La venta de dólares obtenidos por las exportaciones deberá hacerse en un plazo máximo de cinco días hábiles, después del cobro, o 180 días posteriores al permiso de envío de los productos.

Las restricciones fuertes aplicarán para las empresas e instituciones. El gobierno aclara que no podrán comprar dólares sólo para “atesorar”. En concreto, significa que las compañías necesitarán permiso del Banco Central para comprar divisas y realizar transferencias al extranjero.

Uno de los principales objetivos es que haya mayor liquidez y tener un control cambiario más estricto sobre los pesos pesados del mercado.

Tras los resultados de las elecciones primarias del pasado 11 de agosto, el pánico entre los inversores provocó un alza del 35,8 % del precio del dólar, frente al peso argentino, en la plaza local durante ese mes.

Por la crisis, también se aceleró la salida de depósitos en dólares de los bancos y cayó drásticamente la tasa de renovación de títulos de deuda de corto plazo emitidos por el Tesoro, obligando a millonarias cancelaciones de títulos en manos mayormente de inversores institucionales.

"Ante los recientes acontecimientos económico-financieros desencadenados, de público conocimiento, y la incertidumbre generada en el marco del proceso eleccionario en curso, es necesario adoptar medidas transitorias y urgentes para regular con mayor intensidad el régimen de cambios y, de esa forma, fortalecer el normal funcionamiento de la economía, contribuir a una administración prudente del mercado de cambios, reducir la volatilidad de las variables financieras y contener el impacto de oscilaciones de los flujos financieros sobre la economía real", explica el texto del decreto publicado este domingo en una edición especial del Boletín Oficial.

No habrá restricciones para viajes ni para extracción de dólares de cuentas bancarias

Según fuentes oficiales, no habrá limitaciones para ninguna persona física (individuos), ni jurídicas (empresas e instituciones) a la hora de extraer dólares de sus cuentas bancarias. Tampoco habrá ninguna restricción para el comercio exterior ni para realizar viajes.

Archivo- Un tablero electrónico muestra los tipos de cambio, en el distrito financiero de Buenos Aires, Argentina, el 12 de agosto de 2019.
Archivo- Un tablero electrónico muestra los tipos de cambio, en el distrito financiero de Buenos Aires, Argentina, el 12 de agosto de 2019. REUTERS/Luisa Gonzalez

Sin embargo, de forma individual los ciudadanos podrán comprar un máximo de 10.000 dólares cada mes, la misma cantidad y tiempo aplica para transferencias a cuentas en el exterior. Las operaciones que superen ese monto requerirán de autorización previa del Banco Central.

Esta cantidad es considerada un monto razonable para la gran mayoría de ciudadanos del común, por lo que los mayores controles recaerían sobre las organizaciones.

Según el anuncio, las medidas entran en vigor desde este 2 de septiembre y se extenderán hasta el 31 de diciembre de 2019.

El decreto causó sorpresa en el país después de que, durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, entre 2007 y 2015, los argentinos sufrieron restricciones cambiarias, que entonces fueron criticadas por Macri.

Pero, las no restricciones a los viajes es uno de los puntos que el Banco Central destaca como diferencia, frente a las medidas del Gobierno anterior, cuyas decisiones si afectaron al turismo.

El FMI promete apoyo al Gobierno argentino, en controles monetarios

Horas después de que se publicara el decreto, un portavoz del Fondo Monetario Internacional, con el que el actual Gobierno argentino pacto un crédito por $ 57 mil millones de dólares, dijo que el personal del Fondo estaba analizando las "medidas de gestión de flujo de capital de Argentina con el objetivo de proteger la estabilidad del tipo de cambio y a los ahorradores".

La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, en rueda de prensa, en Leipzig, Alemania, el 31 de agosto de 2019.
La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, en rueda de prensa, en Leipzig, Alemania, el 31 de agosto de 2019. REUTERS/Wolfgang Rattay

"El personal permanecerá en estrecho contacto con las autoridades en el período venidero y el Fondo seguirá apoyando a Argentina durante estos tiempos difíciles", dijo el vocero.

Después de que el candidato opositor Alberto Fernández y su fórmula vicepresidencial, Cristina Fernández, lograron un sorprendente respaldo en la votación primaria, los bonos, las acciones y la moneda del peso se desplomaron, por los temores del mercado sobre un posible retorno a las políticas intervencionistas del gobierno de la exmandataria.

El Gobierno de Macri y el Banco Central señalan que tratan de estabilizar la economía, a medida que se avecinan las elecciones presidenciales, en las que el peronismo es el favorito.

France 24 con Reuters y EFE

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.