Saltar al contenido principal

La ultraderecha alemana muestra su poderío en los comicios regionales, sin lograr la victoria

Andreas Kalbitz, el principal candidato de Alternativa para Alemania en Brandeburgo. 1 de septiembre de 2019.
Andreas Kalbitz, el principal candidato de Alternativa para Alemania en Brandeburgo. 1 de septiembre de 2019. Axel Schmidt / Reuters

Los resultados muestran un notorio avance de la ultraderecha alemana, que en los comicios de los estados de Brandeburgo y Sajonia logró, respectivamente, duplicar y triplicar sus resultados de 2014.

Anuncios

La fuerza de la ultraderecha germana se hizo sentir este domingo, 1 de septiembre, en los comicios regionales celebrados en Brandeburgo y Sajonia. El partido Alternativa para Alemania, AfD, logró el segundo puesto en las elecciones en ambos estados federados del este del país.

En Brandeburgo, un territorio que ha sido gobernado por los socialdemócratas desde 1990, este movimiento político logró un 26,2 % de los votos, siete puntos menos que 2014, mientras que el AfD obtuvo un 23,5 %. Este porcentaje casi dobla su resultado de las elecciones pasadas, cuando consiguió un 12,2 %.

Pero más allá de aceptar la derrota, el AfD se mostró orgulloso, con la cara en alto. Andreas Kalbitz, el principal candidato de la ultraderecha en Brandeburgo indicó que "es mejor de lo que esperaba. Me hubiera gustado que nos hubiéramos gustado que nos hubiéramos convertido en el partido más fuerte en estos resultados pero lo que muestra es que Alternativa para Alemania llegó para quedarse".

Por su parte, Detmar Woikde, ministro presidente de Brandeburgo por la socialdemocracia defendió que "el hecho de que hubiera polarización durante esta campaña de elecciones jugó un rol, eso es claro, pero ahora, estoy feliz porque la cara de Brandeburdo continúa siendo amigable".

En Sajonia, el segundo estado en el que se realizaron las elecciones, la Unión Demócrata Cristiana, de la canciller Angela Merkel, logró la victoria con un 32,1 % y el AfD se situó en 27, %, un avance enorme si se le compara con el resultado de 2014, que fue del 9,7 %.

Jörg Urban, el líder del movimiento de ultraderecha en Sajonia, destacó que "hoy es nuestro día de celebración porque Alternativa para Alemania logró el mejor resultado de su historia. Tomaremos fuerza en el Parlamento y seguiremos con nuestro trabajo".

Por su parte, Michael Kretschmer, principal candidato de la Unión Demócrata Cristiana, afirmó que "lo logramos y este es un mensaje que enviamos desde Sajonia. Una gran mayoría de personas quiere representar este estado de forma positiva. El lado amigable de Sajonia ganó.

Los resultados de este domingo evidencian el poder que ha ganado la ultraderecha en el país, lo que también muestra que los partidos que hacen parte de la coalición del Gobierno de Merkel, cada vez logran menos apoyos.

Con Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.