Saltar al contenido principal

Andújar se despide del US Open saboreando su regreso al tenis de alto nivel

Anuncios

Nueva York (AFP)

Ya cuando sabía que no había nada que hacer, que el partido estaba perdido, Pablo Andújar subió la mirada y vio la cancha llena en la que jugó su cuarto partido del US Open y decidió disfrutar el momento.

Llegar a los octavos de final de un Grand Slam es un gran logro para este jugador español que vuelve de un proceso de dos años de una lesión en el codo, que lo obligó a someterse a operaciones en dos oportunidades.

Y ya recuperado, ha ido con mucho esfuerzo escalando en el ranking para volver al nivel de antes.

"Sí que en el tercero ya cuando veía que las cosas estaban muy difíciles pues pensaba para mí mismo, me decía: 'bueno Pablo trata tío de mirar para arriba, de ver que estás aquí, jugando contra un gran jugador, que estás en cuarta ronda'... en fin de valorar esto y entonces ahí sí que un poco sí que me di un poquito más de cuenta", dijo a periodistas después de su derrota por 6-1, 6-2, 6-2 ante el francés Gael Monfils, a quien califica como un "grandísimo jugador".

Su primera victoria, ante Kyle Edmund, trigésimo sembrado, se fue a cinco sets y luego venció a los otros dos rivales, Lorenzo Sonego y Alexander Bublik, en tres.

La sensación del torneo "en general son muy positivas", evaluó. "Yo creo que el partido de hoy no tiene que de alguna manera hacerme olvidar de los partidos y del nivel que he tenido en los otros tres".

"Obviamente hoy no he jugado mi mejor tenis pero delante tenía un rival pletórico, un rival que no ha fallado pelota, que ha estado muy sólido y al que yo no conseguí hacerle daño."

- "Máximo tiempo posible" -

Andújar trata de no pensar mucho en el codo derecho, que se venda para jugar y del que dice siempre hay un poco de molestia.

"Lo tengo un poco inflamado, tengo un poquito de líquido a la articulación, cuando me pongo a entrenar pues siempre hago un calentamiento muy específico para el codo", pero no siente una molestia que le haga dudar en entrar volver a la cancha.

"No lo quiero ni pensar", lanzó, como buscando no meterse cosas en la cabeza. "Está sano".

Andújar parte a Francia y luego a China y Japón para seguir jugando lo que puede ser el mejor tenis de su carrera.

"Sí puede ser", dijo. "Quizás tenísticamente soy peor pero sí que me tomo las cosas de otra manera".

"Entonces eso me hace también subir un poquito el nivel, lo que igual perdido por un lado lo he ganado por otro", añadió, asegurando que por ahora la palabra "retiro" no se le cruza por la cabeza.

"Yo quiero aguantar aquí el máximo de tiempo posible", expresó. "No lo veo cerca, siempre y cuando no me venga una lesión o que mi nivel de tenis no sea el adecuado para estar en este tipo de torneos".

"Pero ahora que he jugado torneos más pequeños, que he tenido que ir cogiendo ranking, ahora que ya estoy en un nivel bueno y estoy jugando torneos como éste, lo que no quiero es dejarme caer".

"Yo quiero aguantar ahí el máximo de tiempo que se pueda", sentenció.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.