Saltar al contenido principal
ARTE + FRANCE 24

Irak: las heridas abiertas de los yazidíes, cinco años después del paso de Isis

En agosto de 2014, Dáesh asaltó Kocho, un pueblo al norte de Irak, habitado por la minoría preislámica yazidí...
En agosto de 2014, Dáesh asaltó Kocho, un pueblo al norte de Irak, habitado por la minoría preislámica yazidí... ARTE

En Kocho, al norte de Irak, todavía quedan las ruinas de una comunidad: la minoría yazidí. En 2014 el grupo Estado Islámico los masacró por negarse a cambiar su fe. Cinco años después la comunidad internacional aún estudia los hechos.

Anuncios

"El Estado Islámico arrebato mis sueños, a mi hermanos a mi hijo, destrozaron mi casa, raptaron y violaron a las mujeres, nos arrebataron el honor", lamenta Edris, para quien la vida cambió radicalmente el 3 de agosto de 2014.

Ese día, el autodenominado grupo Estado Islámico asaltó Kocho, un pueblo situado al norte de Irak y habitado por la minoría yazidí. Unos veinte yihadistas capturaron y obligaron a los aldeanos a decidir entre convertirse al islam o morir, pero todos se negaron a convertirse. Las mujeres y los niños fueron tomados como esclavos y rehenes.

A los hombres los ejecutaron y arrojaron sus cuerpos en fosas comunes. Cinco años después, un equipo de investigadores de la Organización de las Naciones Unidas se ha desplazado a la zona en búsqueda de los cuerpos de las víctimas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.