Saltar al contenido principal

Italia: el M5S le dijo 'sí' a la coalición con el PD para formar nuevo gobierno

El líder del partido Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, anuncia los resultados de la votación en línea sobre su alianza con el Partido Democrático (PD) en una conferencia de prensa en Roma, Italia, el 3 de septiembre de 2019.
El líder del partido Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, anuncia los resultados de la votación en línea sobre su alianza con el Partido Democrático (PD) en una conferencia de prensa en Roma, Italia, el 3 de septiembre de 2019. Angelo Carconi / EFE

Los integrantes del Movimiento 5 Estrellas respaldaron en amplia mayoría la alianza con el Partido Democrático allanando el camino para formar un nuevo gobierno en Italia, en medio de una crisis política que parece llegar a su fin.

Anuncios

La pesadilla del líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, se está haciendo realidad. Este 3 de septiembre, en una votación por Internet, el Movimiento 5 Estrellas (M5S), aprobó con el 79,3% de los votos de sus 117.000 militantes de base la coalición con el opositor Partido Democrático (PD), para crear un nuevo Ejecutivo en Italia.

Uno de los temores que se colaban en medio de las negociaciones entre ambas formaciones era, que en su votación interna, el M5S rechazara esta nueva alianza llevando al país a unas elecciones inéditas que catapultarían a Salvini. Pero no fue así. Solo el 20,7% de sus miembros se opusieron a la coalición entre ambos partidos, que antes de que se desintegrara el gobierno anterior, eran antagonistas.

"Se ha resuelto una crisis política inédita, en pleno agosto", aseguró el líder del M5S, Luigi Di Maio, en conferencia de prensa luego de conocer los resultados de sus comicios internos. Ahora, con este espaldarazo, el primer ministro italiano Giuseppe Conte podrá concretar el plan de gobierno de la nueva Administración y presentar al presidente Sergio Mattarella la lista de ministros sugeridos que integren el gobierno. Incluso es probable que vaya al palacio presidencial para informarle al mandatario sobre su progreso el 4 de septiembre, según una fuente cercana al presidente.

Y si Mattarella da su aprobación, al día siguiente podría producirse el juramento de los ministros y el viernes 6 de septiembre Conte adelantaría labores para ganar votos de confianza en ambas Cámaras del Parlamento antes de que el gobierno pueda comenzar a trabajar oficialmente. Este es el cronograma planteado en caso de que el mandatario italiano dé el visto bueno a las proposiciones de Conte, en un intento del premier para resolver la crisis política en la que se sumió el país en las últimas semanas cuando Salvini rompió la coalición de gobierno con el M5S.

Di Maio adelantó que en los próximos tres meses el nuevo Ejecutivo deberá trabajar "para concluir la ley de presupuesto", que dijo, "será el primer gran momento de verificar las promesas que hemos hecho en el programa de gobierno". Pero en medio de este logro, aprovechó el momento para responsabilizar a su antiguo socio de Gobierno, Matteo Salvini, de haber causado esta crisis "por irresponsabilidad", al dar por rota la anterior coalición para reclamar unas elecciones que creía que ganaría.

¿Qué plan delinearon el M5S y el PD para presentarle a los italianos?

El secretario general del PD, Nicola Zingaretti, también mostró su satisfacción por el resultado y aseguró que con la coalición que estaban formando van a "cambiar Italia". Pero esta alianza deberá desmarcarse del anterior Ejecutivo y materializar su programa compartido en el que trazaron sus políticas más importantes de gobierno en esta nueva etapa.

Según el borrador del nuevo acuerdo, el M5S y el PD pusieron en la cumbre la elaboración de unos presupuestos generales para 2020 que serán "expansivos”. Ambas formaciones dijeron que usarían el próximo presupuesto para ayudar al crecimiento de la estancada economía italiana y prometieron que no pondrían en peligro las finanzas públicas.

Italia tiene la segunda mayor carga de deuda en toda la Unión Europea como proporción de la producción económica y como resultado del nuevo pacto, la coalición exigió una mayor flexibilidad de Bruselas para superar la "rigidez excesiva" de las normas presupuestarias existentes.

Pero dentro del plan que presentaron, las dos partes se comprometieron a introducir un salario mínimo, evitar un aumento del IVA establecido para enero de 2020 y aumentar el gasto en educación, investigación y bienestar. El programa también pidió un impuesto web sobre las multinacionales y la creación de un banco público para ayudar a impulsar el desarrollo en el sur más pobre.

Los migrantes descansan después de llegar con el barco de rescate Eleonore al puerto italiano de Pozzallo, a pesar de la prohibición de las autoridades italianas, Italia, el 2 de septiembre de 2019.
Los migrantes descansan después de llegar con el barco de rescate Eleonore al puerto italiano de Pozzallo, a pesar de la prohibición de las autoridades italianas, Italia, el 2 de septiembre de 2019. Antonio Parrinello / Reuters

Uno de los temas más conflictivos tiene que ver con qué tipo de políticas migratorias definirían al nuevo gobierno. El M5S respaldó anteriormente las inflexibles líneas de Matteo Salvini, pero el PD, de carácter progresista, está de acuerdo con un plan mucho más laxo. Pero para resolver este asunto, el programa señaló que "las leyes de seguridad tendrán que ser actualizadas con las recientes observaciones del presidente Mattarella", que ha declarado que varias de las disposiciones van en contra de las leyes internacionales sobre el salvamento en el mar.

Ambos partidos se comprometieron también a reescribir las leyes de conflicto de intereses en el país europeo, una medida que el exprimer ministro Silvio Berlusconi siempre intentó evitar, temiendo que pudiera impactar negativamente en su imperio mediático Mediaset. Y en medio de la construcción de este acuerdo, el M5S logró incluir el objetivo de "iniciar la revisión de las concesiones de autopistas", una alusión a la concesionaria Autostrade, responsable del mantenimiento del puente de Génova que se derrumbó hace un año causando 43 muertos.

Las puertas se abren para esta nueva alianza que promete transformar a una Italia dividida frente a la línea de extrema derecha que instauró Salvini antes de romper con sus antiguos socios.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.