Saltar al contenido principal
Migrantes

Las remesas, motor de la economía latinoamericana

Las transferencias económicas que envían los migrantes a sus familias que se quedaron en sus países de origen juegan un papel importante en la economía de las naciones receptoras. En algunas incluso representa un alto porcentaje de su producto interno bruto (PIB). En 2018, las remesas alcanzaron cifras récord: según datos del Banco Mundial aumentaron un 9,6 %.

Anuncios

Víctor es guatemalteco, trabaja como mecánico, pero el dinero no le alcanza. Su sobrino, que migró hacia Estados Unidos, es un importante apoyo económico para él y su familia. "Nos saca de apuros porque hay momentos que en realidad la situación aquí se ha tornado difícil", asegura.

El caso de Víctor no es aislado en el país. Una parte importante de los guatemaltecos depende de las remesas que envían sus familiares de Estados Unidos. "Si no fuera por las remesas, la economía ya hubiese colapsado", asegura el analista político Gustavo Berganza quien señala además que "hay muchísimas familias en el interior que financian, de acuerdo a una encuesta que hizo la OIM, casa, consumo y educación con las remesas. Es decir, son realmente un motor".

En Guatemala, las remesas son igual de importantes que las exportaciones. En el país, la entrada del dinero proveniente de los migrantes corresponde al 11 % de su PIB.

También hablamos con Ramón Padilla, jefe de la Unidad de Desarrollo Económico de la Cepal, quien explicó cuál es la importancia de las remesas en los demás países de América Latina y señaló que las naciones que más las reciben, se concentran en Centroamérica. Agregó que una buena cantidad de las remesas se registran entre países de América Latina y cambian de receptores, dependiendo de quién las envíe.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.