Saltar al contenido principal

Boris Johnson sobre el Brexit: "Nos vamos el 31 de octubre, sin peros"

El primer ministro británico, Boris Johnson, habla a los medios de comunicación a las afueras de Downing Street. Londres, Gran Bretaña, el 2 de septiembre de 2019.
El primer ministro británico, Boris Johnson, habla a los medios de comunicación a las afueras de Downing Street. Londres, Gran Bretaña, el 2 de septiembre de 2019. Simon Dawson / Reuters

El primer ministro británico presiona al Parlamento a no aplazar la fecha del Brexit. Aunque aseguró que no quiere "elecciones", la posibilidad de nuevos comicios está sobre la mesa, siempre y cuando el Partido Laborista dé su visto bueno.

Anuncios

Boris Johnson libra una batalla múltiple por el Brexit con su propio partido como principal obstáculo. A partir de este 3 de septiembre, cuando el Parlamento británico regresa de sus vacaciones de verano, los diputados votarán una ley que, de ser aprobada, obligaría al Gobierno a solicitar una extensión del Brexit hasta finales de enero. Se espera que más de 15 integrantes del Partido Conservador apoyen esa opción.

La rebelión entre sus propias filas fue lo que forzó al primer ministro a salir este 2 de septiembre a explicar ante las cámaras en el 10 de Downing Street sus próximos pasos y para reforzar la idea de que "bajo ninguna circunstancia" retrasará la salida del Reino Unido de la Unión Europea más allá del 31 de octubre, fecha para la que está fijado el divorcio.

Un defensor del Brexit habla con un detractor en Londres, Reino Unido, el 2 de septiembre de 2019.
Un defensor del Brexit habla con un detractor en Londres, Reino Unido, el 2 de septiembre de 2019. Henry Nicholls / Reuters

Pero la tensión se intensifica a menos de 60 días de este plazo. En el Parlamento, alzan la voz los que quieren evitar a toda costa que se produzca un Brexit duro, es decir, sin ningún tipo de acuerdo con la Unión para palear las consecuencias del divorcio. Ante ello, el mandatario alega que si lo obligan a pedir una prórroga, le resultará "imposible" continuar negociando con Bruselas.

Johnson incluso llegó a asegurar que se habían conseguido avances en las últimas semanas en las negociaciones con el bloque gracias a la gestión de su Administración "porque ven que tenemos una visión clara de cuál debe ser la relación futura entre el Reino Unido y la Unión Europea", dijo el primer ministro. Sin embargo, hasta el momento Bruselas no ha confirmado dichos avances.

Esa misma semana, Johnson había asegurado que expulsaría del Partido Conservador (y del Parlamento) a aquellos diputados que voten en contra de la disciplina de partido, pero la amenaza animó aún más a los rebeldes a plantarse en contra la amenaza de un Brexit duro, para el que los mercados auguran un descalabro económico del país en caso de suceder.

¿Elecciones anticipadas a la vista?

En medio del discurso de Johnson también deambuló el fantasma de una posible convocatoria a las urnas: "Yo no quiero unas elecciones, ustedes no quieren elecciones", declaró el mandatario, sin embargo, esta sería la opción a seguir si el Parlamento no le da su apoyo.

Las especulaciones sobre un adelanto electoral se dispararon esa misma tarde, después de que el primer ministro reuniera de urgencia a su gabinete. De llegar a celebrarse, todo apunta a que la fecha para realizar los comicios se sería el 14 de octubre, siempre y cuando Johnson los convoque esta misma semana.

No obstante, la posibilidad de ir a las urnas no se ve tan clara. El Gobierno no puede convocar elecciones sin antes contar con el apoyo de dos tercios de la Cámara de los Comunes y para ello requeriría los votos del Partido Laborista. Pero su líder, Jeremy Corbyn, no ha mostrado una clara voluntad de estar dispuesto aceptar el reto.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, habla durante una manifestación contra el Brexit. Escocia, Reino Unido, el 31 de agosto de 2019.
El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, habla durante una manifestación contra el Brexit. Escocia, Reino Unido, el 31 de agosto de 2019. Russell Cheyne / Reuters

Algunas voces indican que Johnson estaría intentando ir a las urnas en búsqueda de conseguir un Ejecutivo de mayoría, puesto que actualmente gobierna solo por por un escaño.

El dilema del Brexit, que inició con una campaña en 2016 liderada en gran parte por Boris Johnson, se ha convertido en el centro de la política británica desde entonces. Mientras los opositores alertan de una posible debacle económica con la llegada de un Brexit duro, sus defensores aseguran que es la única forma de liberar la economía del Reino Unido.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.