Saltar al contenido principal

El cáncer está causando más muertes que las enfermedades del corazón en los países ricos

Un equipo médico atiende a un paciente en un hospital de Harare, Zimbabwe, el 4 de septiembre de 2019.
Un equipo médico atiende a un paciente en un hospital de Harare, Zimbabwe, el 4 de septiembre de 2019. Philimon Bulawayo / Reuters

Las enfermedades cardiovasculares cobran más vidas que cualquier otro tipo de enfermedad en el mundo. Pero el estilo de vida y los servicios de salud de los países de alto ingreso le están dando un giro a esa tendencia.

Anuncios

Globalmente, el 40% de las muertes son causadas por enfermedades cardiovasculares, mientras el 26% están asociadas al cáncer. Pero una investigación publicada en el 'Lancet Medical Journal' indica que esa relación ya se ha revertido en los países más ricos. Según los investigadores, la tendencia podría empezar a replicarse en distintas partes del mundo.

"Nuestro reporte encontró que el cáncer fue la segunda causa más común de las muertes a nivel global en 2017, con el 26% de todas las muertes. Pero mientras las cifras de las enfermedades del corazón siguen cayendo, el cáncer podría convertirse en la principal causa de las muertes en todo el mundo, en solo unas décadas", afirmó Gilles Dagenais, profesor de la Laval University en Quebec, Canadá, quién co-lideró el trabajo titulado 'Variations in common diseases, hospital admissions, and deaths in middle-aged adults in 21 countries from five continents (PURE): a prospective cohort study'.

El equipo transnacional, que incluyó investigadores de Canadá, Chile, Brasil, Colombia, India, China y Malasia, entre otros países, trabajó con una muestra de 162.534 participantes, entre los 35 y 70 años, de 21 países en los cinco continentes. Los científicos partieron de una muestra de países de ingresos altos, medios y bajos para analizar la incidencia de sus entornos, hábitos y servicios médicos en sus condiciones de salud.

La "transición epidemiológica", como los investigadores definen a este giro en las principales causas de mortalidad, se debe en parte a los distintos hábitos de consumo. Pero la investigación resalta principalmente las diferencias en los servicios de salud entre los países de mayor ingreso y los de menor ingreso.

El tratamiento a las enfermedades cardiovasculares es mejor en los países más ricos

Según los investigadores, de un estimado de 55 millones de muertes en 2017, cerca de 17,7 millones se debieron a enfermedades cardiovasculares. Un grupo de malestares que incluyen, además de las fallas cardiacas, la angina de pecho y los infartos, entre otros.

Cerca del 70% de todos estos casos se pueden prevenir disminuyendo la presión arterial, haciendo ejercicio, evitando el consumo de cigarrillo, controlando el colesterol y cuidando la alimentación.

"Esta transición epidemiológica puede deberse a la prevención y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares en los países de alto ingreso, mientras que las estrategias exitosas (además del control del tabaco) para prevenir y tratar el cáncer todavía no muestran suficientes resultados para prevenir el cáncer", explica el estudio.

La investigación añade que el "cáncer es más variado, y sus causas son más diversas", por esa razón, y por la falta de estrategias de prevención efectivas, a nivel global las muertes por cáncer no se han alterado significativamente.

Adicionalmente, en los países de alto ingreso, los tratamientos para bajar el colesterol y las medicinas para controlar la presión arterial han incidido significativamente en la reducción de muertes ocasionadas por estas enfermedades en las últimas décadas.

Un estudio que analiza la mortalidad a partir del ingreso medio de distintos países

La investigación hace parte del estudio Prospectiva epidemiológica urbana y rural (PURE, por sus siglas en inglés), que hace seguimiento a un grupo de personas en distintos países con variadas condiciones económicas.

Según los resultados, en los países de bajo ingreso las muertes por enfermedades cardiovasculares fueron tres veces más comunes que las ocasionadas por cáncer. En los países de ingreso medio, la diferencia es menor, aunque también se ocasionan más muertes por enfermedades cardiovasculares que por el cáncer.

Aunque mundialmente hay más muertes causadas por enfermedades cardiovasculares, en los países de ingreso alto hay mejores tratamientos para prevenirlas, lo cual ha cedido el primer lugar a las muertes causadas por cáncer.
Aunque mundialmente hay más muertes causadas por enfermedades cardiovasculares, en los países de ingreso alto hay mejores tratamientos para prevenirlas, lo cual ha cedido el primer lugar a las muertes causadas por cáncer. Con información de Lancet.

Los datos de los países de ingreso medio-alto (como Argentina, Chile, Turquía y Polonia) indican que allí también se empiezan a registrar más muertes por cáncer que por enfermedades cardiovasculares. De ahí que los investigadores apunten a que la tendencia que hoy se empieza a registrar en los lugares más ricos del globo se pueda empezar a replicar en la medida en que tengan más efecto las campañas de prevención y mejoren los servicios de salud en los países más pobres.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.