Saltar al contenido principal

Colombia: violencia política deja cinco candidatos asesinados previo a las elecciones regionales

Así quedó el vehículo en el que se transportaba Karina García, candidata a la alcaldía de Suaréz en el departamento del Cauca (Colombia), en el que fue asesinada junto a otras 5 personas. El vehículo fue incinerado. Foto tomada el 2 de septiembre de 2019.
Así quedó el vehículo en el que se transportaba Karina García, candidata a la alcaldía de Suaréz en el departamento del Cauca (Colombia), en el que fue asesinada junto a otras 5 personas. El vehículo fue incinerado. Foto tomada el 2 de septiembre de 2019. Ernesto Guzmán Jr / EFE

La ola de violencia política que sacude a Colombia ha cobrado la vida de cinco candidatos desde que inició la campaña electoral. Asesinatos como el de Karina García, aspirante a la alcaldía de Suárez, emergen como la crónica de una muerte anunciada.

Anuncios

Antes de que la mataran, Karina García advirtió que su vida estaba en peligro. Ocho días antes de su muerte, en un consejo de seguridad electoral se había advertido sobre las amenazas en su contra. Incluso a través de un video que circuló en redes sociales la semana pasada, denunció que el pasado 11 de agosto sujetos armados impidieron que su equipo de campaña pusiera algunas piezas publicitarias en el corregimiento de Betulia, el mismo donde la noche del 1 de septiembre sería brutalmente masacrada.

Los hombres descargaron granadas y ráfagas de fusil contra su vehículo blindado. Solo uno de sus escoltas pudo escapar con vida del ataque. Pero ella, su madre, un aspirante al Consejo y dos hombres más de su esquema de seguridad no lograron sobrevivir. La candidata del Partido Liberal pagó con su vida la aspiración de convertirse en alcaldesa en una violenta región como es el departamento del Cauca, en la que confluyen múltiples factores de violencia: desde la disputa de rutas del narcotráfico hasta la presencia de varios grupos al margen de la ley que ocupan un espacio que el Estado no ha podido llenar.

“Duele mucho, porque era una candidata mujer y con posibilidades de llegar a la alcaldía”, explicó a ‘RFI’ Víctor Hugo Moreno Mina, consejero mayor de la asociación que agrupa a 43 Concejos comunitarios del norte del Cauca en Colombia. Moreno aseguró que “en el caso del municipio de Suárez, hay demasiados intereses alrededor de la alcaldía (…) de los grupos que se mueven en la economía ilegal que existe del territorio como la minería ilegal y los cultivos ilícitos en la parte alta de Suárez”.

Según la Misión de Observación Electoral (MOE), organismo que supervisa estos comicios, desde el 27 de julio que inició el proceso de inscripción de candidaturas para las elecciones regionales del 27 de octubre, cinco candidatos han sido asesinados en todo el territorio. “Cada día y medio está ocurriendo un hecho de violencia en algún lugar de este país, llevamos un total de 24 hechos de violencia contra líderes políticos y candidatos”, explicó Alejandra Barrios, directora de la MOE, que este 3 de septiembre presentó su octavo informe sobres estas elecciones.

Información recopilada por la MOE del 27 de julio al 2 de septiembre de 2019.
Información recopilada por la MOE del 27 de julio al 2 de septiembre de 2019. France 24 Español

En total ya se han presentado un atentado, un secuestro y 10 amenazas, según ha registrado la MOE a 35 días de haber finalizado la inscripción de los candidatos. La ola de violencia política que volvió a tomar fuerza tras la firma del Acuerdo de paz, ahora se instaló en estas elecciones y está teniendo un impacto mucho mayor en las zonas del territorio colombiano más azotadas por el conflicto armado.

Del Cauca a Sucre: la Colombia rural que no para de sufrir los efectos de la violencia política

Las alertas tempranas de muchos de los candidatos ahora silenciados, sobre los peligros que corrían en medio de su ejercicio político, se diluyeron ante la inacción de un Estado que no ha podido retomar el control de algunos territorios como el Cauca, el departamento donde se ha registrado más violencia política. En esta región han muerto dos de los cinco aspirantes fallecidos, ambos en el municipio de Suárez donde falleció Karina García, según la MOE.

"En el norte del Cauca se ha recrudecido el conflicto armado con la aparición de nuevos grupos al margen de la ley. Hay presencia de grupos paramilitares. Según lo que nos ha dicho el mismo ejército colombiano, hay presencia de 5 grupos de guerrillas, disidentes algunos de las Farc, del EPL, de ELN”, dijo Moreno, consultado por ‘RFI’.

La Defensoría del Pueblo ya había emitido una alerta temprana para señalar los hechos de violencia que estaban sucediendo en el Cauca, sin que tuviera mayor eco en el gobierno. El ministro de Defensa, Guillermo Botero, encabezó un consejo de seguridad en Popayán, Cauca, y ofreció una suma de 150 millones de pesos a quien otorgue información que permita localizar a los presuntos disidentes de las Farc sindicados por el gobierno de estar detrás el crimen de García.

Habitantes encienden velas el lunes 2 de septiembre de 2019 en el parque de Suárez, Cauca (Colombia), luego de que Karina García, candidata a la alcaldía de Suárez, fuera asesinada junto a otras 5 personas un día antes.
Habitantes encienden velas el lunes 2 de septiembre de 2019 en el parque de Suárez, Cauca (Colombia), luego de que Karina García, candidata a la alcaldía de Suárez, fuera asesinada junto a otras 5 personas un día antes. Ernesto Guzmán Jr / EFE

Pero en departamentos como Sucre, Bolivar y Antioquia los asesinatos de candidatos también han empañado unas elecciones que vuelven a Colombia a la oscura época del exterminio de los integrantes del Partido de izquierda, Unión Patriótica, e incluso a los tiempos de la “violencia” a mediados del siglo XX en el que integrantes del Partido Liberal y Conservador se aniquilaban mutuamente.

La MOE explicó que estos asesinatos se acentuaron en el marco de estas elecciones pero que las intimidaciones emergieron desde diciembre de 2018. Con estos asesinatos, Colombia sigue confirmando uno de sus peores temores: el regreso de una violencia política que sigue sembrando de muertos al país ante la mirada atónita de la sociedad y la falta de acción del Gobierno.

Tan sólo desde la firma del acuerdo de paz entre el Estado y la extinta guerrilla de las Farc en 2016, la violencia se ha agudizado y ha cobrado la vida unos 462 líderes sociales y 137 excombatientes de las Farc.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.